A prueba de fuego: combinación política entre el pasado y presente

30/11/2018

Por: Gabriela Characo

Un clásico del teatro venezolano contemporáneo retorna a las tablas a 37 años de su estreno. Se trata de “A prueba de fuego”, una de las obras fundamentales del eminente dramaturgo y director Ugo Ulive, que hasta el 16 de diciembre se estará presentando en el Espacio Plural del Trasnocho Cultural.

Representada por primera vez en 1981 por el Nuevo Grupo (con notable éxito de crítica y con la protagonización de José Ignacio Cabrujas y Omar Gonzalo), en esta ocasión el montaje estará a cargo de la directora del Ateneo de Caracas, Vilma Ramia, con las actuaciones del joven actor Federico Moleiro y Alfredo Sánchez, periodista y director cinematográfico, quien hace su debut como intérprete teatral.

En el programa “Espacio Abierto”, conducido por Nohely Arteaga y Rafael Romero, Ramia destacó que “fue toda una aventura y un reto hacer ‘A prueba de fuego’ junto a Héctor Manrique. Es la primera vez que me atrevo a dirigir una obra de teatro (…) Esta obra es de texto, pero haciendo referencia a lo que sucedió en esa época y para la misma izquierda de tomar las decisiones, y el hecho de la polémica de deponer las armas”.

Esta obra, que generó una gran polémica en su momento, retrata con precisión quirúrgica todo el espectro de la izquierda venezolana, situándola en su contexto más real. Tan es así, que a casi cuatro décadas de su puesta en escena aún se mantiene vigente en su poder de crítica y en su visión histórica, tomando en cuenta el curso de los acontecimientos políticos que han dominado nuestro país en los últimos 20 años.

César y Mariñito, protagonistas de este drama clásico del teatro nacional, se encuentran a mediados de 1967, en un apartamento que les sirve de escondite, ubicado en un sector popular caraqueño, para debatir las acciones políticas a seguir y contrastar sus pareceres en torno a la pacificación, sobre la cual mantienen opiniones contrapuestas. A partir de ahí vemos cómo, lo que entonces era un futuro incierto, hoy día es una realidad incontestable para los venezolanos.

Esta obra desentraña los orígenes de aquellas circunstancias y constituye la mejor prueba de que el arte prefigura y anticipa lo que la historia nos tiene que ofrecer como resultado. “La historia es el génesis de esta obra, ya que está situada en la Caracas de los años sesenta y embarcada con el proceso de pacificación en donde los partidos políticos debatían su legalización”,

“A prueba de fuego” se estará presentando en el Espacio Plural del Trasnocho Cultural  hasta el 16 de diciembre, en funciones a realizarse los días viernes (7:30 pm.), sábados y domingos (7 pm.) Las entradas ya están a la venta en las taquillas del Trasnocho Cultural, ubicado en el sótano del Paseo Las Mercedes, y a través de ticketmundo.com.

Con información de la nota de prensa

Escucha la entrevista completa haciendo clic aquí

Lea también: