Abogado de Albán insiste que se debe desmantelar contradicciones oficiales del caso

22/11/2018

Por: Gabriela Characo

El abogado Joel García, representante del diputado Juan Requesens y del fallecido concejal Fernando Albán, expresó las contradicciones encontradas en la revisión y análisis del expediente sobre la muerte de Albán, las cuales conducen a un homicidio.

El también abogado, profesor universitario, defensor de los Derechos Humanos, indicó en el programa “Marca País”, conducido por María Isabel Párraga, que responsablemente no puede mencionar como ocurrieron los hechos, no obstante, afirmó sobre las contradicciones que se dan al analizar con profundidad. “Estoy hablando profesionalmente, no hago política”.

“En la rueda de prensa que dimos el pasado 19 de noviembre, buscamos desmantelar las versiones oficiales que afirman el suicidio de Fernando Albán. También, el fiscal general ha afirmado en ruedas de prensa que la muerte fue de esta manera, situación que desde el inició reprochamos. Por cuanto comenzándose la investigación, él no tenía cómo afirmar que se trataba de un suicidio”, afirmó García.

¿Cuáles son las contradicciones?

El fallecimiento de Albán, se dio a conocer a las 3:40 de la tarde del 8 de octubre. En ese momento, vía telefónica, William Saab aseguró que el concejal se había arrojado al vacío desde el piso 10 del edificio del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), en Plaza Venezuela, donde estaba recluido. Según las declaraciones en el folio 5 del expediente, el diputado horas antes de su traslado a tribunales, solicitó ir al baño y se arrojó de una ventana. No obstante, García reafirmó, “la realidad es que cuando verificamos, no había un baño cerca en el piso donde sucedió el suceso”.

Además, el abogado reiteró que el 31 de octubre, Saab informó que el concejal no estaban esposado cuando lo iban a trasladar. “En la revisión de los folios, hay 8 funcionarios testigos que afirmaron que Fernando Albán estaba esposado”, contrapuso García.

Asimismo, el defensor de Derechos Humanos, reiteró que no existe ni una sola foto de la autopsia del cadáver, ni de cómo quedó cuando cayó en la fosa, solo existe una evidencia del fallecido en la camilla. “Antes de que llegaran las autoridades, habían descendido al lugar del deceso dos funcionarios, un paramédico y un fotógrafo, un hecho ilegal, ya que para levantar un cadáver, hay que esperar a las autoridades”.

Escucha la entrevista completa haciendo clic aquí:

Lea también: