Qué Leer

Melissa Nahmens y María Alejandra Bello

Encuentro literario para el lector común, ávido de información, con deseos de conocer sobre la movida literaria nacional e internacional.

Amnistía Internacional

Participa en un concurso que organiza Amnistía Internacional si te gusta escribir y los DDHH

25/07/2018

Por: William Maurera

María Alejandra Bello presentó en “Qué Leer ¡Versión radio!”, novedades e informaciones del mundo de los libros.

Un día como hoy…

  • 1905: Nace  Elias Canetti, escritor y pensador búlgaro en lengua alemana, premio Georg Büchner 1972 y premio Nobel 1981.
  • 1834: Muere Samuel Coleridge, poeta, crítico y filósofo inglés, uno de los fundadores del Romanticismo en Inglaterra. Una de sus obras más conocidas es la “Balada del viejo marinero”.

Noticias del mundo de la literatura 

Si te gusta escribir y te interesa el tema de los Derechos Humanos, puedes participar en un concurso que organiza Amnistía Internacional. Se trata del V Concurso de Microrrelatos “Escribir por Derechos”. El tema principal se llama ““Infancias Rotas: El impacto de los conflictos armados en los niños y niñas”. El género evaluado es el microrelato.

Podrán participar todas aquellas personas mayores de 16 años que les guste escribir y que estén interesadas en la promoción, respeto y defensa de los Derechos Humanos.

La inscripción es libre y gratuita y deberá adecuarse a los requisitos formulados en estas bases.

Cualquier duda debe escribirse al correo: microrelatos@madrid.es.amnesty.org con el asunto “Concurso Microrrelatos Amnistía Internacional”,

Un jurado formado por escritores, escritoras y periodistas, colaboradoras habituales de Amnistía Internacional y activistas de la organización elegirán diez relatos finalistas y, de entre ellos, el ganador o la ganadora final. Puedes participar hasta el 31 de octubre de 2018.

Algo más que leer

Los libros medievales nacieron gracias a que los rollos de papiro dejaron de ser prácticos, y se reinventó el libro rectangular de varias hojas cosidas al modo de las tablillas romanas unidas por anillas.

El pergamino también conllevaba una preparación elaboradísima y bastante cara, se hacía con las pieles de diversos animales (vacas, ovejas, antílopes, etc.), tratadas con cal y agua, pero en  contraposición al papiro, era prácticamente eterno, se podía escribir por ambas caras –lo que abarataba los costos porque se incluía más texto–, y no lo atacaban insectos.

Para hacer libros medievales se requería de un conjunto de personas con gran conocimiento. Al ser un objeto artesanal, cada libro era una obra distinta y única, y se necesitaban varios especialistas.

Normalmente, los copistas escribían apoyando las hojas sobre sus rodillas, no tanto en mesas, aunque los scriptorium se volvieron más comunes siglos después, XIV y XV. Lo hacían al aire libre, para aprovechar al máximo la luz solar. Las velas eran algo que trataban de evitar, para no correr riesgos de que todo el trabajo se quemara por un desafortunado accidente.

A partir de los siglos XII y XIII, surge un “nuevo mercado”: los estudiantes, necesitados de libros de texto. Así, los libros medievales realizados sólo por los monjes dan paso a un nuevo campo de trabajo: el de copistas, y eran profesionales laicos los que se encargaron de la producción “en serie”.

Lectura recomendada

A LA HORA DEL GRILLO

Autor: EDDA ARMAS

Editorial: EL ÁNGEL

La colección 2Alas de poesía fue creada para el mundo hispano con el fin de reunir a los escritores más importantes  de poesía ecuatoriana con sus colegas iberoamericanos. Dos poéticas que se dan la mano para alcanzar al autor con sus vuelos y sus voces.

Frase del día

“Preferiría la paz más injusta a la más justa de las guerras”.

Cicerón

Escucha el micro completo haciendo clic aquí