Crímenes Sin Castigo

Javier Ignacio Mayorca

Un espacio destinado a la información y discusión de los problemas de seguridad ciudadana, con énfasis en la delincuencia organizada y su característica impunidad.

extorsión telefónica, Aragua

Nuevamente, Aragua se ha convertido en el epicentro de una ola de extorsiones telefónicas

09/04/2018

Por: Angélica González

Se han recibido reportes de personas que son llamadas a cualquier hora del día, por sujetos que dicen pertenecer a la megabanda conocida como Tren de Aragua.

Las personas que reciben estas llamadas son generalmente comerciantes o profesionales independientes, a quienes estos sujetos les exigen un pago para no atentar contra ellos. Ese pago puede ser hecho mediante una transferencia bancaria, y en algunos casos también se plantea la posibilidad de que las víctimas acudan al epicentro desde el que opera esta banda, que es el internado judicial de Tocorón. allí existen puntos de venta habilitados para que las personas cancelen las extorsiones.

Esto es una evidencia del grado de sofisticación que ha adquirido este delito en los estados centrales del país.

Las investigaciones llevadas a cabo por los cuerpos de seguridad, en este caso el Comando Nacional Antiextorsión y Secuestros de la Guardia Nacional, han determinado que las llamadas telefónicas son emitidas desde el referido internado judicial o desde los alrededores.

Según testimonios recibidos directamente, las víctimas se preocupan puesto que durante la llamada se refieren algunos detalles sobre la vida personal, tales como ocupación, número de hijos, instituciones educativas en las que estudian, familiares cercanos y lugar de residencia.

A pesar de esto, la recomendación es siempre formular la denuncia ante los cuerpos especializados, tales como el Conas de la Guardia Nacional o la División Antiextorsión y Secuestros de la Policía Judicial. Los agentes de estas unidades están entrenados para asesorarlo en cuanto a la conducta que deberá asumir frente a tales amenazas emitidas por teléfono.

En el pasado reciente, se han conocido casos de personas que se apresuran a cancelar las sumas exigidas por estos delincuentes, y encuentran que eso no elimina la amenaza. Por el contrario, contribuye a reforzarla puesto que de allí en adelante para ellos los hechos constatan que la víctima tiene recursos económicos.

De allí que lo más sano para las personas que son extorsionadas por teléfono es no atender las llamadas que les hagan desde números desconocidos, y evaluar el cese del uso de la línea telefónica, ya sea en forma temporal o definitiva.

Escucha el micro completo haciendo clic aquí