Crímenes Sin Castigo

Javier Ignacio Mayorca

Un espacio destinado a la información y discusión de los problemas de seguridad ciudadana, con énfasis en la delincuencia organizada y su característica impunidad.

Aumento de la criminalidad en el mes de diciembre

12/12/2017

Por: Harianlys Zambrano

El periodista especializado en criminalística, Javier Ignacio Mayorca, habló en la edición de “Crímenes Sin Castigo” de hoy sobre: “Aumento de la criminalidad en el mes de diciembre”

Estamos en plena época navideña, son días en los que usualmente se incrementa la circulación de dinero, y por ende los comercios incrementan sus ventas.

Uno de los problemas que se presentan usualmente durante la época previa a la navidad es la extorsión a los dueños de locales comerciales.

Esto ocurre de diversas maneras: llamadas telefónicas atribuidas a algún comandante guerrillero, boleteos o notas amenazantes en la puerta del local, y también mediante la visita de grupos de fiscalización, que convenientemente llegan cuando más ajetreo hay en las tiendas.

Sucede en diciembre y también en agosto, durante la época vacacional. La gente por regla general no denuncia, pero un caso conocido ocurrió la última semana de agosto de este año, cuando la guardia nacional apresó a dos fiscales de la superintendencia de defensa de los derechos socioeconómicos (SUNDDE), que exigían el pago de una cuantiosa suma de dinero a un comerciante de Carabobo, a cambio de no cerrar su negocio.

En diciembre, estas fiscalizaciones adquieren un tinte distinto. Los representantes del organismo, convenientemente acompañados por policías y militares, llegan al lugar para exigir que les muestren cuando documento puedan. El local, desde luego, cesa sus operaciones mientras esto sucede, y por ende incurre en las pérdidas derivadas de no poder atender a su clientela.

Al final, de acuerdo con testimonios recibidos directamente, los funcionarios hacen algunos reparos y quedan en volver posteriormente para una nueva ronda de fiscalización, y desde luego para incrementar las pérdidas del empresario

A veces, el procedimiento no encuadra en la extorsión abierta sino en la concusión, un delito parecido, pero en el que el funcionario no hace una solicitud expresa sino que ocasiona molestia tras molestia mediante un uso abusivo de su poder, hasta que la víctima termina cediendo y pagando.

La extorsión y su primo hermano la concusión se ha tornado en uno de los delitos más importantes de la actualidad. Frente a esta situación, la primera recomendación es aprovechar la circunstancia para obtener tiempo y denunciar ante las autoridades. Si se trata de un guardia nacional, hágalo ante la policía judicial, y si es de este organismo busque otro.

Pero en todo caso la denuncia es la conducta más sana. Recuerde que si usted paga, lo más probable es que muy pronto la voz se riegue y usted volverá a ser víctima de este delito.

Escucha el micro completo haciendo clic aquí