Carlos Benatar: hay generación de relevo y por eso, seguimos apostándole al país

30/05/2018

Por: Yaya Andueza

Carlos Benatar,  vicepresidente ejecutivo de Taurel & Cía Sucrs C.A. , recordó que el primer nombre de su empresa fue “La Caraqueña” y gracias a la visión de sus fundadores ,emprendieron y extendieron sus actividades  hacia el sector de logística en servicio de transporte internacional. Valga decir, todo lo que tiene que ver con la atención de buques en los puertos, con importación y exportación , tránsito  y almacenamiento de mercancía, administración de inventarios, entre otros. Forma parte de una empresa internacional llamada Ceba Logistic.

En conversación  con María Isabel Párraga  para el programa “Marca País”, desde la XLVIII Asamblea de Consecomercio, Benatar señaló que “la situación actual es como la felicidad: siempre y a ratos estamos en crisis. En Taurel hemos pasado por 4 constituciones diferentes, por todas las presidencias de la era democrática y por  todo tipo de aproximaciones en modelos de economía. Comenzamos con Gómez y aún estamos en el país”.

Aseguró que el secreto es que ha sido una empresa familiar, lo que es un pilar fundamental para el mantenimiento de los valores que se transmiten de generación en generación “ Nuestros fundadores eran preparados pero de manera informal. Nos dieron la oportunidad de estudiar en la universidad y eso es lo que ha llevado a la empresa a la capacidad de adaptarse a cada tiempo. Los valores son fundamentales, lo que ha cambiado es la práctica”

Refirió que con esfuerzo y trabajo  han podido sobrellevar la crisis actual, “son tiempos difíciles , sin embargo, decidimos mantenernos en el país  y estamos seguros que las cosas van a ir mucho mejor y estamos listos para eso. Qué hemos hecho mientras? volcamos la mayoría de los esfuerzos sobre el ámbito de la responsabilidad social con nuestros trabajadores y por el otro, apuntalamos la formación académica y técnica de ellos “

Dijo que su familia sigue apostándole al país. Sus padres fueron inmigrantes que llegaron a Venezuela desde Marruecos. “ Mi abuelo vino en 1870 ,estuvo unos años y regresó. Después vinieron sus hijos, el último, mi papá. Cada uno llegó con una idea distinta, primero una zapatería, luego una casa comercial, después comenzamos a importar víveres, luego comenzamos a hacer despacho de aduana , el año 45 se incorpora el servicio naviero que lo hace más internacional.  Una de las razones es esa, este país recibió a mi abuelo y a mi papá. Yo nací aquí y vamos a estar aquí , apostándole al país”

Escucha la entrevista completa haciendo clic aquí