carrusel electoral

Carrusel electoral, un sistema de confabulación de principio a fin

15/12/2017

Por: Jenny Machado

A propósito del video que muestra cómo el ministro de Energía Eléctrica, Luis Motta Domínguez, no depositó su papeleta en la caja de resguardo en las pasadas elecciones de alcaldes, la periodista Andrea Tosta publicó una investigación: El “carrusel” del PSUV: estocada final al voto secreto, el cual “es un sistema donde hay confabulación desde los testigos de mesas, el Plan República, hasta quienes se encuentran en el punto rojo y finalmente los electores”.

De acuerdo con Tosta, en este mecanismo el ciudadano va al punto rojo que suele estar cerca del centro de votación, entrega el carnet de la patria, luego se dirige al recinto donde vota, pero no deposita el comprobante en la caja sino que lo lleva al punto rojo, lo muestra para que la persona que lo esté esperando verifique que en efecto eligió al candidato oficialista y finalmente le pueda ser devuelto su carnet y retire su “premio”, que va desde una rifa de electrodomésticos, dinero en efectivo o alimentos, seguidamente ese comprobante de votación se lo entregan a un segundo elector quien repite el proceso, por tal fin, es que no se registra una inconsistencia numérica. “Ya se está vulnerado el voto secreto y (el votante) está cayendo en un sistema de voto asistido porque una persona externa está verificando que efectivamente votaste por el PSUV”.

Asimismo, ella comentó que este sistema es particularmente realizado donde la alcaldía o gobernación le pertenece el PSUV y la oposición no tiene tantos seguidores. “Una perfecta alineación a un sistema político”.

Carrusel electoral en Latinoamérica

“No es común ver un carrusel electoral en elecciones con sistemas automatizados”, agregó, mientras comentaba que en México y en Colombia ese mecanismo es frecuente porque las votaciones son manuales.

Por último, en el trabajo de Tosta se encuentra una encuesta realizada por la empresa de análisis y estrategia de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), Ratio Ucab, la cual sostiene que “para 4.468.695 venezolanos (14.4 % de la población) las cajas CLAP son la principal vía para conseguir alimentos (…) y, dos tercios de ellos participaron en las elecciones de gobernadores del 15 de octubre, de los cuales 85 % votó por el oficialismo, a pesar de que solo 58,3 % se autodefine como chavista” .

Escucha la entrevista completa haciendo clic aquí