Qué Leer

Melissa Nahmens y María Alejandra Bello

Encuentro literario para el lector común, ávido de información, con deseos de conocer sobre la movida literaria nacional e internacional.

CHARLES DARWIN

Si tuviera que vivir de nuevo mi vida, me impondría leer algo de poesía y escuchar algo de música

18/11/2017

Por: Harianlys Zambrano

Melissa Nahmens y Maria Alejandra Bello nos presentan las mejores curiosidades de lectura en “Qué leerLiteratura para no literatos”.

CHARLES DARWIN: “Si tuviera que vivir de nuevo mi vida, me impondría la obligación de leer algo de poesía y escuchar algo de música por lo menos una vez a la semana“.

Curiosidades literarias

¿Sabías que Honoré de Balzac era adicto al café?  Se dice que bebía un promedio de 50 tazas de café al día y en algún momento incluso comenzó a comer granos. Escribió sobre el efecto del  primer café de la mañana cayendo en el estómago en ayunas y dijo: El café lo encuentra vacío, ataca ese forro delicado y voluptuoso, se convierte en una especie de alimento que requiere sus jugos; los exprime, los solicita como una pitonisa clama a su dios, maltrata a esas hermosas paredes como un carretero que brutaliza a sus caballos.

¿Sabías que Fiodor Dostoievski era adicto al Juego? Esto los plasmó en su libro El jugador escrito en 1866 el cual trataba sobre un joven tutor empleado por un antiguo general ruso. La novela refleja la propia adicción de Dostoievski al juego de la ruleta la cual le sirvió para pagar algunas de las deudas. Esta novela la escribió en 26 días ya que si no lo hacía debía ceder al editor los derechos de su obra por nueve años.

¿Sabías que Charles Dickens era adicto a las morgues? El autor de Oliver Twist encontraba en esos recintos de muerte y silencio una fascinación especial, y se dice que podía pasar varios días presenciando el ir y venir de los cadáveres y los procedimientos que se les aplicaban a estos. Dickens describía esto como “la atracción por lo repulsivo”.

¿Sabías que Don De Lillo no le gustaba escribir en computadora? El prefería escuchar el repiqueteo de las teclas de la máquina de escribir, mientras que Gabriel García Márquez decía que si hubiera tenido antes una computadora habría escrito cien libros cien veces mejores.

¿Sabías que Galdós le gustaba escribir  con una capa azul? El escritor se ponía la capa sobre los hombros así como una boina  azul, una manta sobre las piernas y hacía pequeños dibujos en sus manuscritos, el margen y entre líneas.

Escucha el audio completo haciendo clic aquí