De Michele: Venezuela es vista como un país con precaria institucionalidad

03/05/2019

Por: Daniela Moreno Torrealba

Los hechos acontecidos en Venezuela durante el 30 de abril y el 1 de mayo, tienen multiplicidad de lecturas. Una de ellas y quizá, de las que tiene mayor peso,  es el ámbito internacional.

Richard Fortunato consultó con Giovanna de Michele, internacionalista, profesora universitaria y analista, acerca de su visión sobre estos hechos y sobre la forma en que Venezuela es vista a nivel mundial, después de estos lamentables acontecimientos.

“La percepción internacional es que somos un país con muy poca posibilidad de superación de las crisis que tiene y que no tiene ningún tipo de cohesión social”, dijo.

Considera  que Venezuela está teniendo el peor posicionamiento que haya tenido  en toda su historia, “se nos percibe como un estado frágil, vulnerable y con una precariedad institucional tremenda”, gracias a una polarización y radicalización de las ideas, desde el punto de vista político-ideológico.

“Desde el gobierno de Nicolás Maduro se ha dicho que ya tienen las soluciones o el paquete de medidas que va a permitir al país solucionar la crisis. Sin embargo, se ve cada día que nos hundimos en una crisis que no sólo es económica sino que es social, militar, institucional, moral y eso lo vimos en estos últimos dos días que acaban de transcurrir”, puntualizó.

“Desde el momento en el que el mundo vio a Leopoldo López en las calles de Caracas, significó que hay grandes fisuras dentro de los organismos de seguridad que son controlados por el gobierno de Nicolás Maduro, lo que demostró que no existe tal lealtad por parte de las Fuerzas Armadas, tal y como se aseguraba”, comentó

Por otra parte, también se refirió al 1 de mayo donde hubo dos  posturas, dos discursos completamente distintos, polares, conmemorando el día del trabajador y donde, desde el discurso oficial, ni siquiera hubo un anuncio formal ni mención al monto del nuevo salario. Del lado opositor, se vio de nuevo a la gente tomando la calle exigiendo una mejor calidad de vida y  reivindicaciones, en  la búsqueda de una transición política que permita la recuperación de la democracia, pero sin acompañamiento, conducción y dirección política.

Las piezas están allí, en el tablero nacional pero también y fundamentalmente en el  internacional,  en donde se juega y duro.

Escuche la entrevista completa haciendo clic aquí:

Lea también: