¿Cuál es el destino que están teniendo los alambres de cobre?

24/11/2017

Por: Harianlys Zambrano

El periodista especializado en criminalística, Javier Ignacio Mayorca, habló en la edición de “Crímenes Sin Castigo” de hoy sobre: “Se ha preguntado usted cuál es el destino que están teniendo los alambres de cobre, cables de fibra óptica y en general todas las piezas de metal que son sustraídas de las instalaciones de uso público y privado

El hurto de metales se ha constituido en prácticamente una epidemia. En todas partes del país se reporta cada vez con mayor frecuencia las consecuencias negativas de esta práctica. Por una parte, los servicios de telefonía y electricidad se ven afectados de forma severa cuando se sustrae mediante artificios a los cables que son usados como conductores de energía y datos.

De igual forma, quienes incurren en este delito también deben afrontar riesgos de heridas y muertes. En monagas, vargas, distrito capital, miranda y zulia, por citar solo algunos estados, se han reportado fallecimientos por descargas de energía electrica. En un caso, reportado este año, la persona quedó prácticamente achicharrada en la parte superior del vagón de un tren que cubría la ruta entre los valles del tuy y caracas.

Todos estos cables y objetos metálicos son hurtados por individuos que luego intentarán venderlos a empresas y personas que fungen como recuperadores. Así se llama a los locales que reciben piezas de metal como chatarra. Hay países como china que son grandes receptores de metal chatarra, que luego funden y convierten en productos terminados.

En venezuela, sin embargo, las recuperadoras están sometidas actualmente a intensas fiscalizaciones precisamente luego de que se detectara que recibían piezas de metal hurtado. Entonces, lo que están haciendo los llamados “ comecables” es llevar sus botines más allá de la frontera.

Durante la última semana fueron reportadas en zulia y apure las detenciones de por lo menos nueve personas aparentemente involucradas en el traslado de objetos metálicos hurtados, entre ellos los codiciados cables de cobre que se usan para la transmisión de electricidad.

Como un preocupante elemento adicional tenemos que en dos de los procedimientos los involucrados eran funcionarios policiales que aparentemente utilizaban las patrullas para el transporte de cables, en horas de la madrugada

Los ciudadanos comunes deben estar alertas y atentos ante cualquier falla en sus servicios, y reportarlas con prontitud. Estos titubeos en el flujo eléctrico, las alzas y bajas en la transmisión de datos o la súbita finalización de los servicios de teleefonía celular podría nser un indicador del hurto de equipos.

También, por qué no decirlo, de la falta de mantenimiento de la infraestructura de servicios.

Escucha el micro completo haciendo clic aquí