Crímenes Sin Castigo

Javier Ignacio Mayorca

Un espacio destinado a la información y discusión de los problemas de seguridad ciudadana, con énfasis en la delincuencia organizada y su característica impunidad.

las estafas

La actividad de las estafas está en permanente evolución

14/03/2018

Por: William Maurera

La actividad de las estafas está en permanente evolución. Los timadores intentan sacar provecho de las condiciones concretas del mercado, y las necesidades de sus víctimas potenciales. En este sentido, la escasez de medicinas en Venezuela ha abierto un nuevo campo para ellos.

Las estafas con la venta de medicamentos actualmente van en dos vertientes. Por una parte, se ha detectado en los estados fronterizos ventas informales de medicinas e insumos médicos. Algunos de ellos de dudosa procedencia, otros que han sido usados y reciclados con la finalidad de sacar una ganancia monetaria y finalmente, otros que simplemente son un fraude. Por ejemplo, se venden potes de shampoo o de jabón para piel que solo contienen una pequeña porción del contenido indicado, colocada en un compartimiento en la parte superior del recipiente, ingeniosamente elaborado con bolsa plástica.

La otra forma de estafa que se está viendo en la actualidad es una variación de engaños que hemos tratado en este mismo espacio. en este caso, los medicamentos son ofrecidos a través de redes sociales como Facebook e Instagram, y también en sistemas de mensajería. Son generalmente artículos escasos, e incluso algunos que solo pueden ser suministrados con récipes, tales como antidepresivos, antihipertensivos, antibióticos, reguladores de tiroides y muchos otros que actualmente no se ven en los anaqueles de las farmacias.

La gente, llevada por la necesidad, se apresura a contactar a la persona que está haciendo la oferta. el individuo les indica unos números de cuenta para que realicen la transferencia por el monto total de la negociación. Estas cuentas a menudo están a nombre de terceras personas, aunque últimamente se han desembozado tanto que también pueden ser las de su uso personal.

El cliente, ahora convertido en víctima, transfiere la cantidad requerida, y se queda esperando que el vendedor cumpla con su parte. A veces, le dice que espere pues las medicinas le serán enviadas con un mensajero motorizado. Pero todo esto son artimañas para ganar tiempo y engatusar a otras personas.

Llega un momento en que el estafador desaparece, no atiende más las llamadas y, desde luego, tampoco ha cumplido con su parte del trato.

Estos casos se están multiplicando gracias a la terrible escasez de medicamentos en el país, y lo único que pareciera servir como antídoto es la información clara y precisa sobre lo que está sucediendo.

Desde luego, las redes sociales son una excelente herramienta para la venta de todo tipo de bienes y servicios. Un elemento que se debe evaluar aquí es la reputación de quien hace las ofertas. Si la información sobre su identidad y sus antecedentes en el ramo no aparece claramente explicada, tenemos elementos suficientes para empezar a sospechar. En estos casos, lo mejor será siempre buscar una oferta más convincente y realista.

Escucha el micro completo haciendo un clic aquí