Fedecámaras rechaza concentraciones dirigidas por el Gobierno para responsabilizarla de la crisis del país

08/11/2018

Por: Harianlys Zambrano

 Caracas, 08.11.2018.-  Funcionarios del oficialismo realizaron hoy una concentración en la sede de Fedecámaras, afirmando que la protesta era pacífica; no obstante, hicieron entrega de un documento que recibió Carlos Larrazábal, presidente de Fedecámaras, el cual bajo un clima intimidatorio, está lejos de propiciar un diálogo efectivo entre el Gobierno, los trabajadores y los empleadores.

En el documento entregado por los líderes oficialistas, se pueden leer citas como las siguientes: “si hay que llenar las cárceles de empresarios y comerciantes para acabar la guerra, hay que hacerlo, así tengamos que sacar los pranes para dar espacio a los especuladores. No son los malandros de barrio los que están matando al pueblo, son los ladrones detrás del bachaqueo, los empresarios y comerciantes” (…)  “Ellos han desatado una guerra contra los trabajadores y contra los pobres, entonces si no paran la guerra, responderemos, si ellos no nos dan paz, los trabajadores les daremos guerra” (…) Tras cada delito de contrabando, de acaparamiento, de remarcaje de precios, de bachaqueo, hay un miembro de Fedecámaras (…) Fedecámaras es una cueva de ladrones”.

Rechazamos el lenguaje agresivo y las graves acusaciones contra el gremio empresarial, que contradice el espíritu de diálogo social, indispensable en la crítica situación que vive Venezuela y que ha motivado la instalación de una Comisión de Investigación de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), por violación de los convenios ratificados en el seno del organismo internacional.

Fedecámaras a su vez, hizo entrega de un documento a los funcionarios públicos, ratificando su posición ante los últimos anuncios económicos, los cuales considera como improvisados e inconsultos y que no atacan las verdaderas causas que están generando la escasez y la hiperinflación en nuestro país.

El gremio empresarial ratifica que este tipo de manifestaciones y/o protestas ante su sede principal y la de sus representaciones regionales, es un acto estrictamente político, con el objetivo de justificar el fracaso de la política económica del Gobierno nacional y de amedrentar a los dirigentes de la institución gremial.

Es de suma gravedad que concentraciones de este tipo sean dirigidas por funcionarios en pleno ejercicio de cargos del poder público, siendo en este caso en particular, liderada por el exministro del Poder Popular para el Proceso Social de Trabajo y actual presidente de la Comisión de los Trabajadores de la Asamblea Nacional Constituyente, Francisco Torrealba, y otros funcionarios del mismo órgano constituyente, lo cual resta toda legitimidad a una manifestación que se quiere hacer ver como una expresión genuina de los trabajadores.

El gobierno debe buscar soluciones consensuadas entre los diferentes actores sociales, para poderle dar respuesta y solución a las reales carencias que sufre la población venezolana.

Fedecámaras ratifica su disposición al diálogo social efectivo bajo los lineamientos establecidos por la OIT, que contemple órganos estructurados y permanentes, agenda concreta, objetivos comunes, respeto mutuo, buena fe y espíritu constructivo, que permitan alcanzar soluciones compartidas, que garanticen sostenibilidad empresarial y la creación de empleos decentes.


Documento Concentración Oficialista