valor de la unidad tributaria García Soto

García Soto: “como ciudadanos estamos en el peor de los mundos posibles”

07/07/2018

Por: Carlos Bolívar

Muchos de los problemas de hiperinflación que actualmente tiene Venezuela se le pueden atribuir al control cambiario y al control de precios que impone el Gobierno Nacional. Para el profesor universitario, Carlos García Soto, “el control de precios es una técnica de intervención en la libertad económica y en la propiedad que en Venezuela, se ha aplicado desde 1939”.

En este sentido, García Soto aseveró que en los últimos años al pueblo venezolano le ha tocado vivir la etapa más oscura en cuanto a las consecuencias de los controles y las regulaciones, más aun desde el año 2012, “cuando se dicta la primera Ley Orgánica de Precios Justos y nos encontramos con que ha sido el marco regulador que ha invadido de forma más desproporcionada”, en el ámbito de la libertad económica y en concreto de la libertad como tal, arrojando como principal resultado unos niveles de inflación y de escasez más altos en la historia.

Por otra parte, buena parte del desmantelamiento de los controles debe venir de una iniciativa legislativa, “es fundamental que los venezolanos entiendan que hay que levantar el control de cambio y el control de precios”, y para llevar a cabo esto, es necesario incidir en “la Ley de Régimen Cambiario, en la Ley Orgánica de Precios Justos y en toda normativa sub legal que se haya dictado”, añadió García Soto.

Asimismo, los políticos que en algún momento decidan ponerle fin a los controles y regulaciones que no le hacen bien al país, deben tener prudencia, bien sea por el hecho de tomar una decisión radical y se dicta una ley de pocos artículos en donde se derogan todas las leyes sub legales o se establece una ley de transición “en donde permitan unos márgenes de ganancia y se establece un lapso temporal para que el régimen quede totalmente derogado”.

“Nosotros como ciudadanos estamos en el peor de los mundos posibles”, debido a que por una parte nos enfrentamos a un régimen cambiario y a un régimen de precios que desincentiva la producción de bienes y servicios y aumenta la escasez, pero en paralelo “todavía es posible que algunas empresas se arriesguen a producir bienes y servicios”, puntualizó García Soto en el programa “Mesa De Análisis” con CEDICE Libertad.

Escuche la entrevista completa haciendo clic aquí

Lea también