La gastronomía fusionada que hace vida en el Trasnocho Cultural

09/08/2018

Por: Gabriela Characo

Desde hace casi nueve años, Maricruz Fadul es socia de dos consorcios llamados Tataki Trasnocho Market y Vinarte, cuyas estructuras hacen vida en el Centro Cultural Trasnocho, el cual es un espacio emblemático de la cultura en el país, sobre todo en la ciudad capital, tal como califica Fadul.

En el programa “Turismo en línea”, conducido por Reinaldo Pulido, la comerciante explicó que que el nombre de Vinarte proviene de “Vino y arte”, definió el concepto que posee, en cuanto a ser un espacio con una capacidad de 60 personas, abierto, acogedor, ameno, versátil para conversar, donde se puede “tomar unos sabrosos caldos” que se producen en la mayoría de continente, como en Chile o Argentina, que son emblemáticos en Latinoamérica y por supuesto en Venezuela.

“Tenemos productos de buena calidad, promociones, actividades de extensión, catas de bebidas, degustaciones. Por supuesto, usualmente las bebidas y los caldos van acompañados de tapas variadas y algunas ensaladas frías, que permiten que de una manera se pueda estar armonizada”, añadió Fadul.

Entre las características del menú en el establecimiento donde el protagonista es el vino, Fadul señaló que cualquier vino es agradable, por general, ostentan vinos jóvenes que son frescos para coincidir con el clima tropical venezolano, hay caldos de Polar, diversas bodegas chilenas, referente a la comida, recomienda una sopa de cebolla, unas paninis de rosbief, jamón serrano, queso, quesos madurados venezolanos.

Por otra parte, destacó el concepto y las características de Tataki Trasnocho Market, como un restaurant de fusión asiática, que conjuga la cocina peruana, thai y japonesa privilegiando en la carta a los roles japoneses. Entre las recomendaciones, sostuvo que, en el área japonesa, “cualquiera de los roles que están allí son extraordinarios”, tienen un valor agregado “extraño porque casi nunca se come pizza en un restaurant japonés”, como las pizzas de salmón, pollo,  atún o tropical. En el espacio tailandés, confía firmemente el plato Phad Thai, que tiene una mezcla de tamarindo, almendras y lomito. Adicionalmente, en la parte peruana conlleva al ceviche.

Escucha la entrevista completa haciendo clic aquí