Crímenes Sin Castigo

Javier Ignacio Mayorca

Un espacio destinado a la información y discusión de los problemas de seguridad ciudadana, con énfasis en la delincuencia organizada y su característica impunidad.

abigeato

Auge del hurto de ganado, mejor conocido como abigeato

23/04/2018

Por: William Maurera

En una entrega de este mismo espacio que hicimos a finales de 2017 se puso el énfasis en el auge del hurto de ganado, mejor conocido como abigeato.

En aquella oportunidad, los casos referidos indicaban que este delito, propio de zonas rurales, se había industrializado. En otras palabras, lo que había comenzado como una actividad si se quiere local y esporádica, se había expandido para abarcar incluso a grupos que operan más allá de las fronteras, esto en los casos concretos de los estados Apure y Zulia, donde el abigeato ha cobrado una dimensiones verdaderamente gigantes.

Sin embargo, junto a ese hurto de numerosas cabezas de ganado en una misma andanada, hay otro que permanece en el tiempo, y que también se ha estimulado debido a la situación de hambre que padecen cada vez más personas en el país.

En un procedimiento reportado la semana pasada, la policía del estado Zulia detuvo a dos hombres de 18 y 19 años, respectivamente, cuando salían de un pequeño fundo ubicado en el sector la linea. Cerca de la guajira. De acuerdo con la información, estos hombres irrumpieron en una propiedad ajena para matar a un becerro, y fueron detectados precisamente cuando salían con la carne de ese vacuno, metida convenientemente en una cava. Uno de los detenidos llevaba un cuchillo, con el que presumiblemente había beneficiado al animal.

La rapidez de la respuesta policial ante el llamado presumiblemente hecho por el ocupante o dueño del inmueble rural permitió hacer la captura in fraganti y la posterior puesta a la orden de la fiscalía de los detenidos, a quienes les imputaron precisamente el abigeato.

Al ser interrogados por los agentes, los dos hombres admitieron haber matado a la res, con la finalidad de comerse la carne. Este hecho entraría entonces en la categoría del hurto famélico, pero esa es una discusión que con seguridad se ventilará en los tribunales.

El problema con estas acciones es que, de extenderse en las comunidades rurales, podrían dar pie a delitos más graves y violentos, ya sea de estas personas que son empujadas y envalentonadas por la impunidad, o de los dueños de las reses que intentan defender sus propiedades y lo que les da el sustento diario.

El abigeato en la Venezuela actual, entonces, se ha convertido en un problema que tiene grandes dimensiones y también pequeños detalles.

Escucha el micro completo haciendo clic aquí