Crímenes Sin Castigo

Javier Ignacio Mayorca

Un espacio destinado a la información y discusión de los problemas de seguridad ciudadana, con énfasis en la delincuencia organizada y su característica impunidad.

hurto de vehículos

Probabilidades de que suceda un robo o un hurto de vehículos antiguos

24/05/2018

Por: William Maurera

¿Cuáles son las probabilidades de que suceda un robo o un hurto de vehículos, cuando el modelo de estos vehículos es antiguo?

Existe la impresión generalizada en cuanto a que los antisociales en Venezuela inclinan sus preferencias exclusivamente hacia el hurto de vehículos del año, o en todo caso de modelos de muy reciente data.

Un caso conocido recientemente es indicador de que tal tendencia podría estar cambiando.

Esto le sucedió la primera semana de abril a un hombre de 52 años de edad, que dejó aparcado su viejo impala modelo 1975 en las adyacencias de una farmacia ubicada en la avenida Sucre de Catia, en la entrada a Manicomio.

La víctima estacionó el vehículo y fue a hacer algunas compras en los locales cercanos, a eso de las 10 de la mañana. Cuando regresó poco después se percató de que ya no estaba el automóvil.

Para la víctima, la sorpresa fue mayúscula puesto que no esperaba que le quitaran un auto con más de 42 años de uso.

Pero hay factores que podrían estar ampliando las preferencias de los ladrones de vehículos en Venezuela. En primer lugar, la escasez generalizada de repuestos hace que estos sujetos busquen prácticamente cualquier cosa de la que se puedan apropiar con facilidad.

Luego, cuando el vehículo tiene cierta cantidad de años de uso, el propietario tiende a descuidarlo, pues entiende de manera equivocada que “ese vehículo nadie lo busca”.

Sin embargo, en vista del deterioro del parque automotor venezolano, y del proceso inflacionario que reduce las posibilidades de adquirir autos nuevos para la mayoría de la población, lo más aconsejable es partir del principio de que no hay auto malo ni poco solicitado por el hampa. Todos, por lo tanto, ameritan los mayores cuidados.

Un principio fundamental es evitar en lo posible estacionar los vehículos en lugares muy expuestos y poco vigilados. Seguir este consejo tiene una dificultad en la Venezuela actual, en virtud de la escasez de papel moneda para pagar las crecientes tarifas de los estacionamientos. Pero la perspectiva de perder definitivamente nuestros bienes quizá nos haga cambiar de parecer.

Por lo que se ve, el robo y el hurto de vehículos continúa siendo una industria fértil para la delincuencia venezolana.

Escucha el micro completo haciendo clic aquí