Costos de producción contrato, caída, OPEP, demandas informe de gestión

Números preliminares indican que el declive de la producción de PDVSA continúa

28/08/2018

Por: Harianlys Zambrano

Faltando dos semanas para el nuevo informe de gestión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), “ya los números preliminares indican que el declive en la producción petrolera de Petróleos de Venezuela (PDVSA) continúa y en un ritmo bastante preocupante, porque todo indica que PDVSA cada día produce menos”, así lo señala el economista Luis Oliveros.

Durante una entrevista en el programa “Mesa de Análisis”, con Maiker Yriarte, el economista expresó que debido a esto, se han observado acciones del gobierno como lo que se está viendo con las cuentas de las personas que están afuera del país, “porque el gobierno está hambriento de divisas y como no las puede producir el, busca la manera de canalizar las remesas por sus casas de cambio -que por cierto dan una tasa de cambio mucho menor a la que se puede conseguir en el mercado–”.

Explica que PDVSA produce petróleo y parte de eso es refinado en Venezuela o en otras partes del mundo con Citgo, “aquí el tema es que si las refinerías de Venezuela no están refinando o no están haciendo su trabajo, PDVSA tiene entonces que exportar crudo, en lugar de productos terminados como el combustible y el problema de no producir el combustible es que como PDVSA prácticamente lo regala en Venezuela y hay que salir a comprarlo por lo menos a Estados Unidos”.  Las compras de combustible desde Estados Unidos se han disparado en los primeros 5 meses del año, se estima que el doble de lo que se compró el años pasado, que equivale a cerca de unos 33 mil barriles diarios, es una cifra muy alta y “es dinero que el estado venezolano está gastando y que debería estar siendo invertido por ejemplo en comprar medicinas o alimentos”, aseveró.

Con respecto al aumento del precio de la gasolina, Oliveros indica que el país requiere de un aumento, pero que el mismo debe realizarse en un contexto diferente, pues Venezuela afronta una de las crisis económicas más grande de su historia. La circunstancia y el procedimiento por el cual se decide aplicar este aumento afectarán de manera directa a los venezolanos a pesar de que el combustible tenía precios muy bajos, indicó.

El gobierno podría haber tomado el ejemplo de Irán, en el que se aumentaron los combustibles de manera gradual en más o menos tres años y parte de esos ingresos que recibió el estado, se le devolvió a las personas con menos recursos económicos y se les bancarizo”, situación contraria al aumento de gasolina en Venezuela que responde a la politización de la adquisición de gasolina mediante el llamado carnet de la patria.

Desde el punto de vista operativo, subir los precios de la gasolina a precios internacionales sería aún mucho más costoso, porque las gasolineras no cuentan con puntos de venta y no hay suficiente efectivo en las calles, indicó.

Por otra parte aumentar los precios a un nivel internacional empezaría a representar un gasto importante si se compara con los bajos ingresos actuales de un venezolano promedio, “en Venezuela hay una recesión muy grande y hay grandes niveles de pobreza, la capacidad adquisitiva del venezolano está muy baja y muchos no tendrán acceso al combustible”. El gobierno está obligando a quien no es partidario de sus ideas, a que se inscriban en el carnet de la patria porque si no, no tendrá capacidad para adquirir gasolina, señaló.

Escucha la entrevista completa haciendo clic aquí

Lea también: