Crímenes Sin Castigo

Javier Ignacio Mayorca

Un espacio destinado a la información y discusión de los problemas de seguridad ciudadana, con énfasis en la delincuencia organizada y su característica impunidad.

paseos peatonales y lugares de recreación

Reportes sobre la inseguridad en paseos peatonales y lugares de recreación

16/03/2018

Por: Angélica González

Nuevamente, surgen los reportes sobre la inseguridad en paseos peatonales y lugares de recreación. En esta oportunidad, las alertas apuntan hacia el paseo Los Anaucos de San Bernardino y el Parque del Este.

El paseo Los Anaucos y el Parque del Este tienen factores en común. En primer lugar, son áreas abiertas que tienen espacios para caminería y el esparcimiento de los ciudadanos. En ambos casos, además, la vigilancia está por cuenta de los cuerpos de seguridad del Estado, puesto que se trata de espacios netamente públicos.

Los reportes sobre asaltos y hurtos, divulgados a través de las redes sociales, entonces, indican que estamos nuevamente ante el incumplimiento por abandono de una de las funciones básicas del estado, que es proveer de seguridad a sus ciudadanos.

Esto hay que decirlo, aunque al final del día sirva de poco para lograr los correctivos que todos deseamos. Por lo tanto, hay que analizar las circunstancias en las que ocurren estos delitos.

En el caso del Paseo Anauco, a juzgar por las informaciones aportadas por el activista Carlos Julio Rojas, los robos ocurren a plena luz del día, y son ejecutados por sujetos que andan a pie, y que huyen corriendo una vez perpetrado el delito. Esto quiere decir que, probablemente, se trate de individuos o grupos con un lugar de residencia cercano al punto donde ocurren los ataques.

En este caso, como en otros tantos, la información resulta vital para orientar la actuación de los cuerpos policiales, cuyos recursos y pie de fuerza cada día están más escasos. Se igual forma, hay que insistir en la necesidad de formular las denuncias correspondientes, tanto en la policía judicial como en los cuerpos de vigilancia municipales o la policía nacional, si es el caso.

En el caso del parque del este hay una variante. Aunque se trata de un espacio público, el ámbito del parque está confinado por unas rejas o pasadizos que generalmente cuentan con vigilancia. De manera que las probabilidades se restringen al aprovechamiento de alguna brecha en esa vigilancia, a la complicidad, o ambas cosas.

Los últimos reportes, además, indican que los delitos son cometidos en el sector más cercano al estacionamiento este, e igualmente en el camino de arena adyacente a un vivero, donde la cerca perimetral fue violentada desde hace mucho tiempo, y no ha sido reparada.

El Parque del Este ofrece, sin duda, un entorno menos inseguro que el Paseo Anauco. Sin embargo, se debe estar atento a los reportes sobre delitos y tomar las medidas pertinentes, en cuanto a evitar el uso de tales espacios en las horas críticas, que suelen ser muy temprano en la mañana. También se recomienda dejar solo lo estrictamente necesario en el interior de los vehículos, y estacionarlos lo más cerca posible de los puntos donde permanece la vigilancia estática de los guardias nacionales y el personal de Inparques.

Escucha el micro completo haciendo clic aquí