Para Alonso Moleiro la complejidad y la magia deben estar en los libros

08/01/2019

Por: Gabriela Characo

El periodista Alonso Moleiro, dio a conocer sus gustos literarios en el cual la complejidad, el análisis profundo y la magia de las historias son las protagonistas para captar su atención.

En el programa «Espacio Abierto», conducido por Rafael Romero y Nohely Arteaga, especificó que algunos libros expresan momentos de la vida de las personas. «Un libro que recuerdo por su calidad, su densidad y lo intrigante de la historia es El nombre de la rosa de Umberto Eco, otro interesante es 1984 de George Orwell, porque revela una decisión precisa y aguda de un estado totalitario, el poder de un Estado sobre un individuo indefenso y el miedo al futuro que se tenía en el siglo XX».

Otras piezas de las que Moleiro ha puesto la lupa, es «Fiebre» de Miguel Otero Silva, ya que es un libro «que me produjo un gran impacto, me parece exquisita y la recomiendo con los ojos cerrados». Por otra parte, clásicos como «El Quijote» de Miguel Cervantes, fue leído por el periodista en 9 meses y considerada una literatura compleja, debido a que «hay que tener disciplina para agarrar el libro pero a medida que vas leyendo te envuelves en la historia y la personalidad del Quijote y Sancho te hacen reír muchísimo y su final tiene una descripción total de la condición humana que te hace llorar».

Entre otras lecturas, recomendó «Boves, el urogallo» de Francisco Herrera Luque, la cual a su parecer está narrado con mucho encanto y un toque peculiar de psicopatía por parte del personaje histórico,  quien sufrió los maltratos de los mantuanos y llevó a cabo una venganza combinada con la crueldad. «De hecho actualmente existe un grupo radical en el oeste de la ciudad que plantearon que Boves era el promotor de la democracia en Venezuela», agregó.

En cuanto a novelas que han sido en torno a personalidades, resaltó «La fiesta del chivo» de Mario Vargas Llosa, opinando que esta obra «embruja y envuelve» al lector en un personaje siniestro como Rafael Leónidas Trujillo, quien seducía a las mujeres de los ministros y asesinaba terriblemente. «Mario Vargas Llosa se la comió retratando a Trujillo», refirió.

Otras de sus recomendaciones, figuró el libro «El fin del poder» de Moisés Naím, donde señaló que el autor tuvo un análisis agudo e informado sobre la realidad mundial. «Las ciencias sociales enseñan a la gente a interpretar la realidad haciendo uso de las corrientes políticas y muy poco de las empresariales, sobre como crecen y se crean las unidades de negocio, y esta obra especifica lo último correctamente».

Entre otras obras que ha leído, destacó algunas de Julio Verne, Julio Cortázar,  «El Principito» de Antoine de Saint-Exupéry, Canaima y Doña Bárbara del autor Rómulo Gallegos  y El Túnel, entre otras.

Escucha la entrevista completa haciendo clic aquí

Lea también: