Parque Tecnológico Sartenejas ofrece hipoclorito a los sectores para potabilizar el agua

29/03/2019

Por: Zuhé Rodríguez

A propósito de la escasez del suministro de agua potable que viene ocurriendo en el país desde hace algunos años, el Parque Tecnológico Sartenejas de la Universidad Simón Bolívar en conjunto con una empresa privada inició un proyecto para producir hipoclorito de sodio.

En virtud de los racionamientos en el suministro de agua debido a las fallas eléctricas que se han generado en Venezuela y que el cloro que producen se puede utilizar en casos de emergencia, diseñaron una estrategia para ayudar.

Prepararon una solución lo suficientemente diluida para que su manejo no represente un riesgo y que con una medida estándar fuera suficiente para potabilizar el agua (creamos una tapita) y fueron entregados en un kit a habitantes del municipio Baruta.

En este momento, el emprendimiento está a punto de franquiciar el proceso, puntualizó el profesor Fernando Morales durante una entrevista en el programa «La Simón Emprende» por Fedecámaras Radio.

Rol de los estudiantes de la USB

El Presidente del Centro de Estudiantes de la USB, Oscar León y el Secretario General David Rodríguez, señalaron que hasta el momento han realizado 3 operativos (Baruta, El Placer y UE Simón Bolívar) y atendieron a más de 2.000 personas en una semana, eso se traduce en 2.5 millones de litros que se limpiaron por el hipoclorito generado en el laboratorio.

Además lograron capacitar a la ciudadanía para sanear su propia agua y los estudiantes señalaron que las personas agradecieron el gesto, tras la situación que se está viviendo en la ciudad de Caracas y Vargas.

Expansión del emprendimiento

El profesor Fernando Morales informó que hoy en día los 10 equipos que están diseñados para potabilizar agua en zonas rurales y operan en Zulia, Mérida y Miranda, tienen un uso sencillo y utilizan solo sal común como materia prima y electricidad.

Para no depender de la electricidad por los constantes cortes que se han registrado en el país este año 2019, están desarrollando un equipo con fuente de poder con la batería de un carro.

En virtud de los racionamientos en el suministro de agua debido a las fallas eléctricas que se han generado en Venezuela y que el cloro que producen se puede utilizar en casos de emergencia, diseñaron una estrategia para ayudar.

Escuche la entrevista completa haciendo clic aquí:

Lea también: