Crímenes Sin Castigo

Javier Ignacio Mayorca

Un espacio destinado a la información y discusión de los problemas de seguridad ciudadana, con énfasis en la delincuencia organizada y su característica impunidad.

nueva evolución, delitos

Personas con más de 75 años son más vulnerables de delitos violentos

15/05/2019

Por: Zuhé Rodríguez

La semana pasada quien les habla tuvo la oportunidad de entrevistarse con uno de los participantes en un proyecto de investigación sobre la victimización en las personas de la llamada tercera edad.

Durante el intercambio, ambos coincidimos en que las personas con más de 65 años están siendo víctimas de delitos violentos como robos u homicidios en forma cada vez más frecuente.

La semana pasada, por ejemplo, fue reportado el caso de un hombre con esa edad, cuyo cuerpo sin vida fue encontrado en su apartamento de la misión vivienda de Montalbán I. Al hombre lo atacaron con la tapa de cristal de una olla, es decir, un arma encontrada por los asaltantes en el propio inmueble.

Más allá de las reales motivaciones para este crimen, lo cierto es que para los homicidas y asaltantes la oportunidad se planteó en la vivienda de la víctima, precisamente en virtud de que se encontraba sola. Este es precisamente uno de los factores detectados en la investigación realizada en el país recientemente.

Incremento de la victimización por delitos violentos entre personas de la llamada tercera edad, es decir, con 65 años de edad o más.

Un análisis estadístico realizado a finales del año pasado, sobre la base de las denuncias recibidas y procesadas por los cuerpos de seguridad indica que el número de homicidios entre personas mayores de 65 años aumentaron aproximadamente un 15% con respecto al año 2017.

Esto sucede en un contexto de creciente emigración en el país. Este proceso, como se sabe, es protagonizado por gente joven o en temprana adultez. Uno de los efectos ha sido que las personas mayores se han quedado solas en las viviendas que antes compartían con sus hijos.

La tasa de homicidios en este grupo de edad aún no ha sido calculada con precisión, debido a que estas cifras son elaboradas sobre la base de proyecciones de población que no tomaban en cuenta este proceso migratorio. Pero sin duda que la victimización entre personas mayores debe superar con creces la de los grupos que tradicionalmente protagonizan la violencia, como son los que tienen edades entre los 15 y los 24 años.

Este dato debe ser tomado en cuenta por los alcaldes y jefes de seguridad de los gobiernos regionales para el diseño de sus estrategias preventivas.