regreso a clases

Regreso a clases cuesta por lo menos 665 mil bolívares

13/09/2017

Por: Gabriela Hernández

El incremento que han tenido los útiles escolares en un año se pierde de vista. 665 mil bolívares cuesta adquirir los materiales básicos para el regreso a clases 2017. Para los padres se ha convertido en una travesía el tener que lidiar con precios elevados en una realidad económica donde el sueldo mínimo integral estaba ubicado hasta hace una semana en 250 mil bolívares.

Por esto, los representantes afirman que desde hace un tiempo buscar los artículos con “las tres B: bueno, bonito y barato”, ya no entra en sus posibilidades. El reciclaje, intercambio y las ferias escolares con los costos más accesibles; han sido los objetivos para poder cumplir con lo más básico de la lista escolar.

En diferentes comercios y ferias indican que las listas más elevadas son las de preescolar, al mismo tiempo aseguran que una de bachillerato puede llegar a ser similar porque si bien no necesitan tantos materiales, el costo de los libros es bastante elevado.

Paola González, vendedora en una feria escolar, señaló para El Universal que las listas oscilan entre los 200 mil y los 350 mil bolívares, enfatizando que los libros no están incluidos en ese presupuesto. Recordó que una lista el año pasado rondaba entre los 80 mil y Bs 90 mil con libros.

Relató que desde hace un tiempo el común denominador es llevarse los materiales más importantes para el regreso a clases 2017. Los comerciantes están acostumbrados a vender en su mayoría lápices, borradores, sacapuntas y libretas. Que un representante compre la lista de útiles completa lo han percibido como un caso muy atípico.

Aseguró que una de las cosas que más la sorprendieron fue el incremento de una colchoneta para niños de preescolar. “El año pasado costaba 6 mil bolívares, este año está en 60 mil. Más o menos por allí se puede ver el aumento tan exagerado de los precios”.

Catalogó la afluencia de personas como positiva; sin embargo, sostuvo que el año pasado era mucho más y el número de personas que podía comprar los útiles del regreso a clases completos, era mayor.

Los representantes optaron por comenzar a comprar los materiales a principios de julio para que el incremento no les afectara.

Ilana Aponte, madre de un niño que cursará primer nivel, relató para El Universal  que comenzó  a comprar la lista en julio. “Gasté 176 mil bolívares, faltándome 20 materiales de la lista más los cuatro libros que me pidieron”.

Asimismo, comentó que por cuestiones de tiempo no puede recorrer librerías pero que en la página web de Mercadolibre ha conseguido opciones para comprar los libros. Indicó que estos promedian entre 20 mil y 46.500 bolívares. También dijo que comenzó a comprar la lista temprano por el aumento descontrolado de los precios. En el mes de julio, Aponte adquirió una resma de papel por el monto de 56 mil bolívares y en este momento cuesta 70 mil.

Aclaró que los profesores tienen flexibilidad con ciertos materiales, como unos marcadores especiales para aprender a trazar que tienen un costo de 200 mil bolívares. “Los marcadores no los voy a comprar, no hay reclamos si no los llevo”.

Contó que solo entre la lonchera y los zapatos gastó 350 mil bolívares, por lo que estimó que el gasto íntegro de los materiales escolares alcanza el millón de bolívares. Aponte relató que este año se le ha hecho más duro completar la lista escolar, pues “el año pasado también traté de comprarlo antes y gasté 300 mil. Era plata pero no se me dificultó tanto como ahora, además conseguías todo en un mismo sitio y no tenías que estar recorriendo varios lugares para buscar lo más económico. Es duro”.

Opciones económicas para el regreso a clases

Las ferias escolares han sido una opción bastante recurrente ante el golpe fuerte que sufre el bolsillo de los representantes en la compra de los útiles escolares para sus pequeños, ya que hay una diferencia considerable en cuanto a los costos que se evidencian entre los comercios y las ferias electorales.

La diferencia más notoria se ha notado en el precio de los uniformes, pues constatando en una feria se puede conseguir un pantalón entre 25 y 28 mil bolívares, mientras que en una tienda normalmente pueden estar entre los 60 y los 90 mil bolívares.

BanMujer

En un recorrido por el galpón de BanMujer se destacó una afluencia importante de personas buscando las opciones más económicas para vestir a sus hijos en este nuevo año escolar.

Nora Melo, microproductora, reconoció que ella representa una de las mejores opciones en cuanto a precios por haber contado con el financiamiento a tiempo por parte del Estado. No obstante, reconoció que sufren con el aumento casi diario de la materia prima, y desde el inicio de esta feria el 15 de agosto han variado los precios.

Aseguró que en BanMujer se puede conseguir una chemise entre 35 y 40 mil bolívares, mientras que en el mercado ronda los 70 mil. A su juicio, hay un gran descontrol de precios. “Desde el año pasado hasta acá ha habido aumentos exponenciales de precios debido a la inflación que aqueja al país desde hace más de tres años”.

Seguidamente, otra comerciante detalló que el bajo costo también tiene que ver con la exoneración del pago del espacio, ya que es brindado por la institución. El Universal informó que tienen un límite de precios para que sean accesibles al público.

Incrementos

También, relató que la mayoría de las personas compran los uniformes por parte. “Vienen cada quincena, es muy raro la persona que se lleva el conjunto completo”. Aun así están contentos con la recepción del público.

Por su parte, las tiendas se quejan del incremento hasta más de un 50 % cuando llega una factura nueva, Mónica Barreto encargada de La Bambino sostuvo que cada vez que se compra la mercancía “aumenta el doble”.

Por eso, indicó que los precios desde julio han aumentado “una barbaridad” ubicando las camisas en 43 mil 600 bolívares, los pantalones desde 91 mil 800 hasta 116 mil.

El reciclaje es un buen plan para conseguir los útiles del regreso a clases

Hecmaly Orozco, profesora de Biología y madre de tres niños, admitió que utilizar los materiales que quedaron de la lista pasada, y las libretas que no se usaron, es la opción ante los elevados costos que trae consigo el inicio del nuevo regreso a clases este año.

“A mi hijo mayor le quedaron tres libretas del año pasado, aún le queda un pantalón y una camisa en buenas condiciones para iniciar el año escolar, a los chiquitos si hay que comprarle el uniforme nuevo por el cambio de camisa”, expuso.

Además de ello, varios colegios han tenido la iniciativa de sugerir a los niños que se están rayando la camisa cuando les toca cambiar de color que utilicen solo una y las que les sobran las donen para los colegios de menores recursos.

Los textos no son obligatorios

El Ministerio de Educación ha reconocido que el elevado costo de los libros dificulta a los estudiantes poder cumplir a cabalidad con el plan de trabajo de los docentes, por ello, Hecmaly Orozco, contó que los profesores no pueden obligar a ningún niño a comprar un texto escolar en específico.

También recordó, que anteriormente el niño debía tener un cuaderno por asignatura “ahora eso cambió. Solo se le puede pedir que tenga el cuaderno ordenado, mas no que tenga uno para cada materia por la actual situación del país”.

Comentó que hasta el momento se mantienen las exigencias con el uniforme escolar; sin embargo, han flexibilizado lo de los zapatos. “Ya no te exigen que sean blancos o negros pero no permiten que sean de colores llamativos”.

 

Créditos: El Universal