Crímenes Sin Castigo

Javier Ignacio Mayorca

Un espacio destinado a la información y discusión de los problemas de seguridad ciudadana, con énfasis en la delincuencia organizada y su característica impunidad.

Restricciones que deben afrontar los venezolanos para realizar operaciones cotidianas que abren nuevos campos para el delito

22/11/2017

Por: Harianlys Zambrano

El periodista especializado en criminalística, Javier Ignacio Mayorca, habló en la edición de “Crímenes Sin Castigo” de hoy sobre: “Numerosas restricciones que actualmente deben afrontar los venezolanos para realizar operaciones cotidianas están abriendo nuevos campos para el delito“.

Uno de estos campos tiene que ver con los fraudes que se están presentando entre las personas que requieren con urgencia dinero en efectivo

Como sabemos, en la actualidad la escasez de papel moneda ha ocasionado que la banda pública y privada reduzca sensiblemente las cantidades que pueden entregar a un mismo cuentahabiente a diario. En esto hay cierta discrecionalidad, así como también la adaptación de cada banco al número de clientes potenciales. Hay bancos que solo dan diez mil bolívares diarios por cliente, mientras que otros entregan hasta veinticinco mil

Hay gente que aprovecha esta circunstancia para timar a otros. En Zulia, por ejemplo, se presentó el caso de una persona que necesitaba dinero para pagar la nómina de sus empleados con urgencia y como no disponía de los billetes tuvo que adelantar mediante transferencia el monto requerido más un porcentaje por comisión. Aún así, la persona que le ofrecía el servicio no le cumplió, configurando de esta forma un delito de fraude

De otra parte, hay personas que están literalmente comprando el papel moneda a un porcentaje por encima del valor facial. Por ejemplo, si el billete vale cien, entonces pagarán 110 mediante una transferencia. Muchas de estas operaciones se hacen en poblados colombianos cercanos a la frontera. Esto ha ocasionado que los cuerpos de seguridad enfoquen su atención hacia aquellas personas que intentan pasar los límites con ingentes cantidades de efectivo, lo que igualmente está prestándose para extorsiones de todo tipo, pues el riesgo para la persona detenida con el papel moneda es que le imputen legitimación de capitales

Es probable que con el incremento de la inflación y el poco flujo de billetes nuevos a la masa monetaria la escasez de dinero se incremente y veamos acentuadas estas prácticas, no solo en los estados fronterizos del país sino en las grandes ciudades.

Mientras tanto, a los venezolanos comunes nos toca armarnos de paciencia y también de sentido previsivo. Las situaciones de escasez de dinero o de otros tantos bienes y servicios pueden poner en peligro nuestra seguridad. Sobre este punto profundizaremos en una próxima entrega.

Escucha el micro completo haciendo clic aquí