robos de edificios

Nuevo método para robos en edificios

11/09/2017

Por: Harianlys Zambrano

El periodista especializado en criminalística, Javier Ignacio Mayorca, habló en la edición de “Crímenes Sin Castigo” de hoy sobre: Nuevo método para robos en edificios

Este nuevo modus operandi consiste en simular la búsqueda de un vehículo que supuestamente fue robado y ocultado en un puesto de estacionamiento que, no por casualidad, se encuentra justo en el interior del edificio. Para sustentar la información, los supuestos policías dicen haber recibido reportes de operadoras de sistemas de posicionamiento satelital, mejor conocidos como GPS.  En otras palabras, los policías piden acceso al edificio con el argumento de que buscan un vehículo robado.

Cuuando el vigilante permite el acceso al conjunto residencial, los antisociales pueden someterlo y contarán con el tiempo suficiente para escoger los vehículos que deseen robar, e incluso podrán acceder a las áreas internas del inmueble y asaltar apartamentos o propietarios.

Hasta ahora no se dispone de un registro policial que señale la ejecución de este procedimiento por parte de las bandas de asaltantes. Pero no sería de extrañar, toda vez que los antisociales van evolucionando con la finalidad de hacerse más efectivos a la hora de cometer sus robos.

Uno de los momentos críticos de los asaltos es precisamente el primer contacto entre víctima y victimario, pues ninguno de los dos sabe cuáles son las intenciones y capacidades de la contraparte. Es por esta razón que los antisociales están utilizando cada vez con mayor frecuencia atuendos policiales. Pero, como esto ya es bien conocido por las comunidades, ahora podrían haber incorporado este modo de proceder.

Los casos de robos en edificios son complejos de tratar desde el punto de vista de la prevención, pero algunas medidas pueden ser:

  • Una medida adecuada sería solicitar la identificación plena de los integrantes de la supuesta comisión policial, o por lo menos la de quien la encabeza. Siempre es conveniente recordar que al hablar de identificación plena nos referimos no solo al nombre y los apellidos, sino al número de cédula de identidad, credencial policial, dirección, teléfono y todo dato que permita ubicar al funcionario con posterioridad.
  • Si la excusa para acceder al inmueble en una supuesta situación de flagrancia es la búsqueda de un carro robado, el funcionario debe suministrar la información completa sobre el vehículo en cuestión, esto es la marca, el modelo, el color, el número de la placa y otros aspectos que posibiliten la orientación de una búsqueda y que permitan descartar cualquier deseo de una simple intrusión en un inmueble privado.

Escucha el micro completa haciendo clic aquí