Séptima Edición de PROAJE-USB culminó con 17 participantes

03/05/2019

Por: Daniela Moreno Torrealba

El equipo de la Asociación de Jóvenes Emprendedores de la Universidad Simón Bolívar culminó el pasado 27 de abril la Séptima Edición del Programa de Apoyo al Joven Emprendedor ,el cual contó durante 8 sábados la formación del programa con 24 participantes y 17 fueron los que culminaron el programa. En  el espacio La Simón Emprende se contó con la presencia de dos emprendimientos que se graduaron en dicho programa.

Winder Campo, coordinador general de AJE-USB, aseguró que ha sido un esfuerzo gratificante por parte de todos los organizadores, patrocinantes y participantes. Para esta séptima cohorte se enfocaron en proyectos vinculados a la cuarta revolución industrial buscando aquellos emprendimientos que querían llevar su proyecto a la industria 4.0, “todo lo que tiene que ver con la digitalización de industrias, inteligencia artificial, blockchain, la tecnología financiera, la nanotecnología”, manifestó el estudiante de matemáticas puras de la USB.

El programa de AJE se encarga de ofrecer contenidos como innovación, digital marketing, modelo y negocios, plan de negocios, aspectos legal y fiscales, finanzas para emprendedores, taller de propiedad intelectual, módulo de personal branding y la última fase donde cada participante presentó frente a un panal de expertos su proyecto de negocios.

Escucha la entrevista completa haciendo clic aquí:

 

Laboratorio de beneficio mineral

Verioska Solórzano, ingeniera, geóloga egresada de la UCV, explicó que su emprendimiento es un laboratorio que está fundamento en las mejores prácticas para ser una recuperación de distintos de minerales desarrollándose en el área de exploración y cómo se extrae lo que se consigue.

Al contar con tres años en esa área, se percataron que existían pocos laboratorios que se dedican a eso, en el caso de Venezuela sólo se da en la Universidad de Oriente y en la Universidad Central de Venezuela , que son las universidades  que dan las carreras de minerías de minas. “Viendo que el área minera, nosotros como país es un área que deberíamos desarrollar al observar que había una necesidad, decidimos saciar esa necesidad”, puntualizó Solórzano.

La finalidad es que la metodología que se use para extraer los minerales hagan poco daño al ambiente, “siempre vamos en búsqueda de soluciones. Es poner en práctica metodologías que nos permita aprovechar ese recurso generando un bajo impacto”, comentó la  geóloga.

Por otra parte, desean funcionar como un centro de investigación para mejorar las prácticas, construyendo alianzas con investigadores y universidades del país.

 Carlos Utches, ingeniero en minas de la UCV, explicó que el laboratorio funciona como un servicio directo hacia las empresas productoras de minerales y extractoras. A su vez, se traduce como los análisis de laboratorios para las buenas prácticas.

“La primera fase, es de exploración; la segunda fase, es la cuantificación de reservas; la tercera, como aprovecharlos e insertar tecnología de bajo impacto ambientada al aprovechamiento”, señaló Utches.

Escucha la entrevista completa haciendo clic aquí:

 

Alimentos Kapoy Yepu

Glagervic Regalado, ingeniera agrónoma de la UCV, agradeció que pudo participar en el programa porque reconoció que aprendió muchas cosas sobre el marketing digital, personal branding, la marca personal y de oratoria. Asimismo, admitió que actualmente, pone en práctica los conocimientos adquiridos en el programa.

El emprendimiento Alimentos Kapoy Yepu nació en el 2014 como un hobbie y en el 2017 al tener mucha demanda decidieron pasar a un emprendimiento más formal que vaya dirigido a toda la población venezolana y ya tienen un año y medio. Realizan pulpas 100% naturales sin ningún tipo de químico y adictivos sin perder su concepto inicial que era mantener la línea de lo natural.

La motivación de participar en el programa AJE fue de evolucionar y llegar a un nivel de industrialización sin perder la concepción de realizar alimentos naturales. “El producto inicial son las pulpas pero también queremos contar con mermeladas, frutas confitadas, frutas en almíbar y ensaladas”, explicó.

Actualmente, trabajan en Baruta en casa de sus suegros, esto debido a que siguen siendo un emprendimiento artesanal. Sin embargo, durante la culminación del programa tuvieron la invitación por parte de uno de los invitados, que  “se me acercó y me dijo que estaba interesado en nuestro producto y tengo un local por lo que quisiera asociarme con ustedes para comenzar a producir semi-industrial”, aclaró la ingeniera agrónoma.

Por otra parte, semanalmente, producen entre 200 y 300 pulpas de frutas “comencé a producir con durazno y ahora tenemos a la venta la variedad de 10 frutas tropicales como lo son, lulo, tomate de árbol, guanábana, mango, parchita, fresa, mora entre otras”, detalló la socia Glagervic Regalado.

Para contactarlos pueden seguirlos en su red social de Instagram como @alimentos_kapoy o a través de su contacto telefónico 0414-598-11-14. Los pedidos se deben realizar con antelación y en dos días realizan la entrega de los productos.

Escucha la entrevista completa haciendo clic aquí:


Lea también: