sindicato de trabajadores petroleros

Sindicato de trabajadores petroleros denuncian intervención en PDVSA

16/10/2017

Por: Armando Marcel Monroy Arvelo

El sindicato de trabajadores petroleros denunció que el centro refinador de Paraguaná, que incluye las refinerías de Amuay y Cardón, podría pasar a manos de las empresas petroleras de Rusia y China. Un complejo que producía hasta hace algunos años 900 mil barriles de combustible diarios, .

En conversación con Nohemi Cendon del programa Actualidad Laboral, estuvo el secretario del sindicato de trabajadores petroleros de Falcón, Iván Freites, quien explicó que “hemos venido denunciando que en la industria petrolera hay una intervención como nunca se había visto. Cuando se habla de intervención, nos referimos a la venta de la soberanía nacional”.

Por medio de los trabajadores y de la gerencia de Petróleos de Venezuela en el centro de refinación Paraguaná, comunicaron que en la refinería de Amuay se están llevando a cabo un avaluó con el fin de realizar una conducción de la misma a la industria petrolera de Rusia: Rosneft. En cambio, en la refinería de Cardón están realizando un contrato también a la petrolera China para que sea dirigida, aunque de manera más costosa, expresó el sindicalista.

Según Iván Freites: “se ha visto un contrato en el que los chinos manejarían el 80% del personal, y Venezuela, a través de empresas venezolanas el 20%, es decir, están privatizando sin tomar en cuenta la normativa, la ley de hidrocarburos y lo que establece la constitución, al pasar a manos extranjeras las refinerías del país”. Adicional a esto, se estaría violentando el derecho al trabajo de los venezolanos.

En cuanto a los acuerdos entre ambas naciones, los orientales aseguran no haber pactado trabajar con la normativa venezolana, sino con la propia de la petrolera China. Desde que llegaron a la faja petrolífera del Orinoco, “expulsaron a 33 operadoras, ya que la mujer venezolana pare mucho y piden permisos”. El secretario del sindicato de trabajadores petroleros, especificó que los más afectados por estos acuerdos serán los trabajadores.

Asimismo, Freites asegura que no hay contrato colectivo que valga para superar esta crisis que están viviendo los venezolanos. La inflación se estima que llegue, este año, a 1.400%, y el año siguiente a más de 3000%; así como un fondo monetario de 2800%, “sería una irresponsabilidad nuestra sentarnos a buscarle un beneficio a un trabajador, cuando no se busca un beneficio a la situación socioeconómica nacional”.

Por otro lado, el día de ayer 15 de octubre, en el estado Falcón, se vieron trabajadores con sus bragas de la industria petrolera trabajando en las mesas de los centros electorales, así como camionetas de PDVSA que eran utilizadas durante todo el proceso electoral; otro caso se vivió en Coro, en donde los trabajadores eran obligados a distribuir cajas de comida por los sectores de esa entidad, relató.

Escuche la entrevista completa haciendo clic aquí: