Crímenes Sin Castigo

Javier Ignacio Mayorca

Un espacio destinado a la información y discusión de los problemas de seguridad ciudadana, con énfasis en la delincuencia organizada y su característica impunidad.

prestacuentas, informalmente, dolarización de la economía

Situación que podría presentarse como consecuencia de la creciente dolarización de la economía

13/08/2018

Por: Angélica González

Se refiere a los riesgos que comporta la asignación de bonificaciones en moneda extranjera para empleados que hasta ese momento no las recibían.

La dolarización de los salarios es un hecho. Muchas empresas han optado por esta vía como una alternativa para disminuir la rotación de personal en las gerencias altas y medias. es si se quiere una consecuencia natural del proceso de hiperinflación que vive el país: ante el deterioro de la moneda nacional, las corporaciones dolarizan sus salarios en forma parcial o total, como un incentivo para evitar la pérdida de sus recursos humanos.

Pero este proceso trae consecuencias de seguridad. Muchas personas que antes apenas obtenían recursos suficientes para adquirir los bienes básicos, ahora pueden darse algunos “lujos”: comienzan a hacer gastos en cuestiones que no necesariamente son superfluas, pero que antes no podían financiar.

Igualmente, estas personas que obtienen salarios total o parcialmente dolarizados comienzan a divulgar entre sus amigos o incluso a través de redes de mensajería su interés por hacer cambios periódicos y cada vez más frecuentes de moneda. Incluso, ahora también empiezan a hacer transacciones con moneda extranjera en comercios locales. Cosa que está prohibida pero que se ha impuesto debido a la realidad económica.

Esto hace que en torno a este gerente o trabajador se inicien los comentarios sobre su nuevo poder adquisitivo. Desde luego, esto llamará la atención de los delincuentes.

Es un hecho que en los más recientes casos denunciados de asaltos a viviendas y secuestros, los antisociales concentran su atención en la obtención de moneda dura. Si la víctima ha sido investigada previamente, es muy difícil que pueda negar la inexistencia de tales divisas, pues actualmente la tendencia es ocultar los billetes en algún lugar de la propia residencia. En un caso reportado este año en la urbanización los campitos, los asaltantes fueron directamente hasta unas cajas fuertes donde sabían de antemano que eran almacenados los billetes.

Estamos pues ante una situación que amerita cuidados extremos, pues se sabe que el delincuente está en la búsqueda de personas que precisamente posean estas divisas.

Por lo tanto, se impone la mayor discreción. Un viejo refrán dice que el dinero y la tos son inocultables. Ahora bien, siempre se puede aplicar normas de discreción para que ese dinero no sea tan visible, especialmente para terceros desconocidos.

Una recomendación básica es mantener a todo trance las transacciones en moneda local. Evitar, sobre todo ante terceros desconocidos, la entrega directa de moneda extranjera, pues esto podría ocasionar situaciones en las que se riegue la voz.

En segundo término, evite la informalidad en las operaciones de cambio de moneda. Reduzca al máximo la oferta pública de dólares, euros o cualquier otra divisa, y bajo ningún respecto se debe hacer tal oferta a través de redes sociales o de mensajería. Usted, simplemente, no sabe quién estará en el otro extremo de la comunicación, leyendo sus mensajes.

Por último, evite los cambios bruscos en cuanto a sus signos exteriores de riqueza. Esto siempre llamará la atención de las personas en su entorno, y desde luego generará algunas preguntas que podrían traer consecuencias indeseables.

Escucha el micro completo haciendo clic aquí