El talento venezolano conquista paladares en Aruba con CocoPlum

06/04/2017

Por: Andrés Matos

Desde hace dos años y medio, Roberto Zambrano apuesta por este negocio en Oranjestad, Aruba.

Reinaldo Pulido, ancla del programa “Turismo en Línea”, tuvo vía telefónica a Roberto Zambrano, dueño/socio del restaurante CocoPlum en la isla de Aruba, durante la sección “Plato a Bordo”. Desde hace dos años y medio tiene Roberto en la isla caribeña trabajando con el local gastronómico. Es primera vez que Roberto apuesta a una propuesta culinaria, puesto que en Venezuela ejercía su profesión de mecánico.

Un amigo chef, según cuenta Roberto, le hizo un día un planteamiento sobre montar un negocio en la línea de cocina fuera de Venezuela. Roberto vio el desarrollo que, poco a poco, tuvo el planteamiento y aceptó. CocoPlum tiene 36 años de haberse fundado que ofrece una mezcla de comida arubeña con caribeña: “Es una mezcla de la comida arubeña con colombiana, venezolana y dominicana. Es comida caribeña en fin”. El sitio se encuentra en la calle principal, en el boulevard, de Oranjestad, Aruba. ¿Cómo llegaste a ser socio de un restaurante con tantas décadas funcionando?, fue la pregunta que le hizo Reinaldo y Roberto respondió: “La dueña, que tenía 11 años manejando el local, estaba interesada en venderlo por su alta edad. Nos conoció y le pareció que éramos los indicados”.

De acuerdo al socio de CocoPlum, la comida de Aruba se trata de una mezcla, como lo es la isla como tal: una mezcla de nacionalidades. “La comida es muy parecida a la nuestra, en el sentido de que todos los platos son guisados, como Cabrito Stoba, que en Venezuela se conoce como chivo”. Dentro de los platos típicos de la zona y que ofrece CocoPlum también están: Calco Stoba, el pargo rojo y el mero, el consomé de ensalada macaroni y el pan bati. En este último Roberto se detuvo a explicar cómo es y qué ingredientes lleva: “Es una panqueca, pero no lleva huevos. En vez de huevos lleva harina de maíz y pavo. Se mezcla todo con azúcar, sal y leche en polvo y se forma una especie de panqueca gorda”. Pero una de los platos preferidos es el Funchi.

CocoPlum mantiene un buen flujo de personas durante el mediodía, en vez de la noche, durante los días de la semana. Mientras que en los fines de semana es bastante equilibrado dicho flujo de personas. La cocina venezolana no pasa desapercibida en el restaurante, puesto que ofrecen arepas en los desayunos y pabellón criollo en los almuerzos para aquellas personas interesadas. Finalmente, Roberto indicó que el nombre del local se debe a una fruta que se da en el destino turístico que es de un tamaño más pequeño que una uva.

Escucha la entrevista completa haciendo clic aquí