Crímenes Sin Castigo

Javier Ignacio Mayorca

Un espacio destinado a la información y discusión de los problemas de seguridad ciudadana, con énfasis en la delincuencia organizada y su característica impunidad.

manejo evasivo

Técnica del manejo evasivo

06/07/2018

Por: William Maurera

El manejo evasivo a menudo es confundido con el manejo defensivo. Sin embargo, de acuerdo con los expertos de la escuela Scott, se trata de dos prácticas distintas.

El manejo evasivo también es conocido como manejo de protección. Según la escuela argentina de manejo, se trata de un conjunto de habilidades que permiten al conductor escapar de situaciones de peligro.

Por regla general, el manejo evasivo o de protección consiste en la aplicación de diversas técnicas que permiten al conductor eludir una condición usualmente generada por otras personas, ya sea con fines terroristas o delictivos.

El manejo evasivo comenzó siendo una habilidad que debían desarrollar los funcionarios policiales y militares que se especializaban en protección de personalidades. Sin embargo, con el pasar del tiempo y la extensión de formas de criminalidad como el secuestro y el robo de vehículos, el interés por el manejo evasivo ha llegado a los líderes de empresas, y últimamente a profesionales independientes que desean preservar su patrimonio y el de sus personas más allegadas.

En su libro habilidades avanzadas para la protección de ejecutivos, Hurnsicker establece un conjunto de 26 factores que deben ser evaluados y dominados por el conductor y el equipo de seguridad del ejecutivo o personalidad. Entre ellos podemos citar, por ser los más importantes, el conocimiento de la dinámica de funcionamiento del vehículo, en especial cuando se trata de condiciones de máxima exigencia; la relación entre distancia y tiempo a la hora de maniobrar a determinadas velocidades; la existencia de dispositivos de seguridad, activos y pasivos, en el vehículo que se maneja; el nivel de entrenamiento y las condiciones de la vía, ya sea de día o de noche.

El manejo evasivo, entonces, debe ser visto como un complemento importante, pero no el único factor en cuanto a la preservación de la integridad física de un individuo. Hurnsicker recordó el ejemplo del secretario de seguridad de baja california, en México, Manuel Díaz, quien logró salir ileso del ataque de 22 individuos armados con fusiles, gracias a la habilidad de su equipo de protección para mantener la marcha de una camioneta, pero también debido a que este vehículo tenía un blindaje suficiente para aguantar las primeras andanadas de proyectiles.

Pero el manejo evasivo, como dijimos, no solo es una habilidad propia de expertos en protección de personalidades. Recientemente, un video divulgado a través de las redes sociales nos permitió apreciar como un conductor, con adecuado entrenamiento y nivel de alerta, pudo eludir la acción de un grupo de individuos armados que presuntamente intentaron secuestrarlo en una calle estrecha de la urbanización Sebucán. El hombre, al ver que bloqueaban su paso con una camioneta, retrocedió sin titubeos, de manera que cuando los delincuentes salieron del auto ya había una distancia suficiente para eludir el peligro.

La rapidez de reacción es proporcional a la velocidad que se lleva y lo que la escuela Scotti llama la línea u horizonte de vista, que es la distancia existente entre el conductor y el lugar donde se plantea la situación riesgosa. En términos prácticos, si la velocidad es muy alta con respecto al lugar donde se plantea el peligro, la posibilidad de una maniobra evasiva se reducirá, puesto que en primer lugar debemos controlar la velocidad que lleva el vehículo.

Escucha el micro completo haciendo clic aquí