Crímenes Sin Castigo

Javier Ignacio Mayorca

Un espacio destinado a la información y discusión de los problemas de seguridad ciudadana, con énfasis en la delincuencia organizada y su característica impunidad.

transiciones

¿De qué manera podrán afectar las transiciones a los propietarios de pequeños comercios?

25/06/2018

Por: William Maurera

En varias emisiones anteriores, en este espacio se ha recalcado sobre la importancia y los cuidados que el ciudadano común debe tener durante las situaciones llamadas transiciones, es decir, en las que se transita de un ambiente a otro. ¿De qué manera podrán afectar las transiciones a los propietarios de pequeños comercios?

En el caso de los propietarios y encargados de pequeños locales, como panaderías, ferreterías o farmacias, las transiciones representan momentos que deben ser tomados con sumo cuidado.

En estos casos, las transiciones están asociadas a las acciones que se toman mientras se hace la apertura o el cierre del local.

Cada comercio tiene características únicas, que pueden hacer atractivo un asalto durante la apertura o durante el cierre. Todo tiene que ver con los factores de oportunidad. Si lo que busca el delincuente permanece en el local de noche, es posible que intente irrumpir durante la hora de apertura. El factor determinante será, entonces, si durante este proceso existe algún tipo de vigilancia o barrera que retarde o disuada al posible atacante.

En otras oportunidades, la transición más peligrosa ocurre durante el cierre, o cuando se acumula en el local el dinero recabado durante las operaciones diarias. Aquí, nuevamente, la existencia o no de vigilancia podrá ser un factor que marque diferencia.

La tendencia a aprovechar las transiciones por parte de los delincuentes se ha visto durante los últimos días, no solo en las viviendas de uso particular sino también en los comercios. Recientemente, un grupo armado asaltó una panadería ubicada en la esquina peligro del municipio libertador, cuando apenas faltaban cinco minutos para el cierre. Para ese momento, el local no contaba con una vigilancia efectiva o suficientemente disuasiva. Los antisociales se llevaron el dinero de las ventas diarias, pero también aprovecharon la situación para cargar con la mercancía de charcutería del local, que quizá incluso tenía más valor que el dinero del botin.

Estamos viendo entonces nuevos desafíos en materia de seguridad, pues no solo intentan llevarse el efectivo sino también la mercancía. Esto obligará entonces a refinar las tácticas para controlar los accesos y negar los objetivos de los delincuentes, que siempre están al acecho.

Escucha el micro completo haciendo clic aquí