La empresa tecnológica Apple está expandiendo su fuerza laboral y lo hará duplicando el número de jóvenes con habilidades digitales contratados tras egresar de su Academia de Programación europea.

El centro de estudios, que abrió sus puertas el año pasado, se encuentra en Nápoles, una ciudad en el sur de Italia, en este lugar los estudiantes pasan un año aprendiendo a programar y a desarrollar aplicaciones tecnológicas impulsando los start-ups (empresas tecnológicas incipientes).

Los cupos para ingresar al centro de estudio se otorgan a través de un concurso en el que personas de cualquier nacionalidad pueden participar y no deben cancelar ningún monto en matrícula y los cursos  se imparten en inglés.

En el mes de junio se realizará una nueva ronda de exámenes en Múnich, París, Londres, Madrid, Roma y Nápoles.

Se reclutarán un total de  400 estudiantes en otoño que tendrán entre 18 y 30 años y que participarán en cursos organizados por la Universidad Federico II y la de Nápoles, ambas ubicadas en la ciudad del mismo nombre.