El Arco Minero del Orinoco abarca una zona de 114 mil kilómetros cuadrados, ubicados al sureste del estado Bolvívar. En ella existe una gran diversidad de metales, minerales y piedras preciosas. Durante el pasado año y mediante el decreto número 2.248 publicado en la Gaceta Oficial 40.855, se creó la Zona de Desarrollo Estratégico Nacional Arco Minero del Orinoco, dando vida a un proyecto de exploración y excavación de los diferentes tipos de metales y minerales que se encuentran en dicho sector.

Para conocer un poco más acerca las implicaciones que tiene este decreto sobre el impacto en el territorio nacional, Reinaldo Pulido conversó con Gustavo Márquez Marín, ingeniero, ex ministro de Industria y Comercio (1999) y ex ministro de Estado para la Integración y Comercio Exterior (2005-2007).

El ex ministro comenzó su intervención señalando que el Arco Minero significa «la profundización del modelo extractivista rentista que ha tenido Venezuela en los últimos años«. Enfatizó que el Arco Minero del Orinoco es «una zona estratégica de desarrollo nacional dedicada a la extración de minerales estratégicos» como: bauxita, oro, diamantes, coltan, cobre, plata, entre otros, que presentan un alto valor en el mercado. Estas zonas están comprendidas entre el Amazonas y Delta Amacuro, que representa el 12% del territorio nacional. También en ese territorio se encuentra la zona hídrica del país como la reseva del Caura y la reserva de Imataca, permitiendo el drenaje de grandes cantidades de agua al subsuelo, del cual se nutre la población venezolana.

«Este proyecto implica un proceso de desregulación ambiental» que ha permitido la extracción ilegal de minerales. Márquez puntualizó que se hace rentable la extracción minera porque se «devasta el territorio«, haciendo que ese paisaje se vea afectado. De igual forma, agregó que el daño creado es irreversible. «Como reviertes tu la biodiversidad que hay en estos bosques» donde se encuentra un potencial farmacológico importante para Venezuela.

Asimismo, Márquez indicó que hay impactos socioculturales porque van a desaparecer 10 poblaciones indígenas. «Esto va a terminar de exterminar un patrimonio cultural«. También tomó en cuenta el método que se está utilizando para extraer los minerales «el método de la minería que se usa es a partir del cianuro, que genera lluvias ácidas, polvillo atmosférico, envenenamiento de las aguas y la extracción de grandes cantidades de agua para poder llevar adelante el proceso de extracción final del oro«.

De los materiales extraídos también aparece el uranio, además de los ya mencionados anteriormente, los cuales son comercializados pero no parecen registrados dentro de las concesiones. Márquez recalcó que dentro de este proyecto extractivista, el país puede quedarse sin agua. «Nos vamos a quedar sin agua, es decir está comprometido un patrimonio natural, cultural y social de la nación» que afectará no solo a esta generación sino a las generaciones venideras. Aseveró que aunque el gobierno diga que se busca salir del modelo rentista petrolero. «Realmente es una gran mentira porque no hay tal diversificación de la economía porque se está haciendo lo mismo«. El impacto que crea el Arco Minero es mucho mayor que el del petróleo.

Por último, el ingeniero afirmó que se está violentando la Constitución nacional porque dichas exploraciones y excavaciones no están aprobadas por los pueblos indígenas que ahí hacen vida ni por la Asamblea Nacional.

Escucha la entrevista completa haciendo clic aquí

[soundcloud url=»https://api.soundcloud.com/tracks/325603654″ params=»color=ff5500&auto_play=false&hide_related=false&show_comments=true&show_user=true&show_reposts=false» width=»100%» height=»166″ iframe=»true» /]