China

China reestructura pago de deuda con Venezuela

05/10/2017

Por: Armando Marcel Monroy Arvelo

China y Venezuela no han podido concretar un fondo binacional con el cual el país oriental podría comprar a descuento bonos emitidos por el país suramericano debido a dos problemas que les obstaculizan la negociación, entre ellos: las sanciones a funcionarios venezolanos, las cuales pueden generar un daño colateral; y por otro lado, la no aprobación del convenio por parte de la Asamblea Nacional.

El economista Leonardo Vera, en conversación con el equipo de Petroguía en el programa “Portales”, explicó que “China ha sido un socio estratégico muy importante de Venezuela y de muchos países Latinoamericanos. El país oriental ha tenido durante la última década una estrategia muy agresiva de penetración comercial y financiera en Latinoamérica, y Venezuela ha sido uno de los ejes de esa estrategia”.

Asimismo, Venezuela partiendo de ese convenio con China hace más de una década, consiguió bastantes recursos económicos, así como financiamiento por medio de modalidades, que fueron dos fondos de financiamiento. En total dichos fondos llegaron a suministrar más de 50 mil millones de dólares a Venezuela en el transcurso de una década, y esta ha venido pagando buena parte de ese préstamo, la cual es a corto plazo y que se ha venido cancelando con envíos de petróleo, expresó el también profesor universitario.

Adicionalmente, Venezuela ha tenido varios problemas para cumplir con sus compromisos, no solo en materia de deuda externa, sino también con sus proveedores internacionales, entre los cuales, China no ha escapado de esta dificultad y ha reestructurado el convenio con el país suramericano, el cual pudiera tener algún alivio y no tener que pagar el capital que se le debe al fondo chino al menos por dos años.

Leonardo Vera, agregó que “solo se tienen estimaciones de lo adeudado con los banco chinos por la poca información acertada que se maneja en los convenios entre ambas naciones. La deuda que el país caribeño tiene con China, es alrededor de 25 a 26 mil millones de dólares”.

El problema que presenta Venezuela, es que el periodo de gracia que le otorgó su financiador, vence en abril de 2019. Es decir, que de los barriles que produce Venezuela, una parte de esa producción no genera ingresos al país, ya que se envía a China como forma de pago.

El año que viene es muy difícil para Venezuela ya que, entre la deuda externa, la deuda de la república, y la de PDVSA estaríamos hablando de unos nueve mil millones de dólares, más la deuda con China que serían unos cinco o seis mil millones, más los cinco mil millones que se le deben a Rusia.

Por otro lado, la producción de petróleo está disminuyendo en 20 mil barriles diarios; por más que los precios mejoren, la caída de la producción petrolera es significativa, dejando los ingresos para el año venidero sean menores a los que se tuvieron este año.

Escuche la entrevista completa haciendo clic aquí: