concurso de tecnología, tecnologías emergentes

Las contradicciones de las tecnologías emergentes

07/09/2018

Por: Angélica González

Aventurarse a adivinar cuales serán las tecnologías que nos acompañarán los próximos 50 años parece una osadía, pero Intel se ha lanzado a la piscina y ha realizado en Estados Unidos un estudio con un millar de cosumidores para refrendar las tecnologías que los norteamericanos ven con potencial de futuro para el próximo medio siglo. Más del 80 por ciento de los consumidores cree que el smartphone y los PCs seguirán siendo relevantes. Pero hay una clara dicotomía entre los que creen que la tecnología les unirá, y los que consideran que les separará de sus familiares. Y respecto a la inteligencia artificial (IA) en el futuro, más de un tercio de los consumidores preguntados dice que no utiliza la IA en la actualidad, aunque la realidad es que no saben que sí la utilizan.

“Resulta difícil contemplar pasar un día entero sin utilizar un ordenador o smartphone. Sin duda alguna, ambos continuarán evolucionando junto con otras tecnologías” cuenta Genevieve Bell, directora del Instituto 3A, catedrática de Florence Violet McKenzie y profesora emérita de la Universidad Nacional de Australia, además de vicepresidenta e Investigadora sénior de Intel. “Las tecnologías emergentes, como la inteligencia artificial y las redes 5G, resultan abstractas y más complejas de comprender, lo cual probablemente genere ansiedad respecto a los cambios que traerán”

Entre las tecnologías emergentes, los consumidores dijeron sentirse más interesados y fascinados por aquellas que tiene el potencial de mejorar la salud, incluyendo la medicina genómica (39%) y los materiales artificiales para trasplantes de tejidos u órganos (26%), además de la energía renovable (36%).

La inteligencia artificial atrae especialmente a los millennials y los padres, fascinados por las expectativas que se esperan y que pueden facilitar la vida diaria. Más de la mitad de los padres esperan que la IA mejore su calidad de vida facilitando y automatizando las tareas diarias. También los padres se sienten más fascinados que las personas sin hijos por el potencial de la inteligencia artificial para contribuir a las tareas humanas y predecir sus necesidades.

A pesar de todo ello, y según el estudio de Intel, muchos consumidores no reconocen el papel que la inteligencia artificial desempeña en sus vidas actualmente, incluso con la proliferación de asistentes de voz, algoritmos predictivos y otras aplicaciones comunes de IA. Más de un tercio (36%) de los consumidores encuestados cree que ninguna de las tecnologías que tienen en su posesión emplea inteligencia artificial, lo que no significa que no la utilicen, aún sin saberlo.

Aunque la mayoría depende de la tecnología para mantenerse en contacto con familiares y amigos, alrededor de un 53%, muchos, un 56%, dijeron temer que las personas desarrollen una excesiva dependencia de la tecnología y pasen menos tiempo interactuando entre sí. Al 37% de los consumidores y al 38% de la elite tecnológica les preocupa que el uso de la tecnología pueda llegar a aislar a las personas.

Las tecnologías emergentes que podrían contribuir a unir y generar más tiempo para establecer conexiones serían las redes 5G y los hogares inteligentes. El 61% de los encuestados manifestó sentirse moderadamente o muy entusiasmado respecto al potencial de las comunicaciones 5G de alta velocidad. Los millennials son más optimistas acerca del futuro de las redes 5G, y el 45% cree que fomentarán la unión entre personas al permitirles estar siempre conectadas.

Lo que no dice Intel en su encuesta, es que en 50 años 5G será ya una tecnología obsoleta. No me aventuro a calcular por cual generación de banda ancha móvil nos encontraremos en 2068 ni cuales serán las velocidades de conectividad de datos. Y probablemente smartphones y PCs no se parecerán en nada a lo que hoy conocemos. En parte todo ello no sólo por los avances del hardware, sino también por la evolución exponencial del software, de los materiales, de los procesadores, y de una de las tecnologías que lo cambiará todo, la inteligencia artificial.

 

Créditos: Muy Interesante

 

Lea también: