Ecoanalítica: la hiperinflación no desaparecerá en Venezuela

12/04/2019

Por: Daniela Moreno Torrealba

Para  Guillermo Arcay y Giorgio Cunto, ambos economistas de Econoanalítica, la hiperinflación en Venezuela no va a desaparecer hasta que se apliquen mejores políticas en el país para recuperar la economía del país.

La OPEP informó  el miércoles pasado sobre la contracción de la producción petrolera durante el mes de marzo, que tuvo una caída menor de un millón de barriles por día, es decir, 732.000 barriles, lo que representa una disminución del 32,96% en la producción de crudos en comparación al mes de febrero, donde la producción se ubicó en 1.021.000 barriles diarios. «La producción petrolera ya estaba colapsada y agrega un grado adicional de restricción financiera a las cuentas externas del ejecutivo», manifestó Arcay.

Por otro parte,  la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional calculó que la inflación de Venezuela para el mes de marzo fue de 18,1 % y según el economista Guillermo Arcay, hubo parte de la población que al enterarse de dicha cifra se preguntaba si al ser bajo el porcentaje significaría el fin de la hiperinflación por ser el segundo mes consecutivo en desaceleración. Ante la interrogante, la respuesta corta que ofreció el economista Giorgio Cunto fue un rotundo no.

Explicó que la hiperinflación es un proceso en el cual los precios aumentan mensualmente un 50% y, para que se considere el fin del proceso inflacionario, deben transcurrir 12 meses consecutivos con una inflación por debajo del 50%. Confesó que la hiperinflación es un proceso muy volátil ya que en el mes de enero, según estimaciones de Econoanalítica, se registró una hiperinflación del 260%, «la más alta de la historia de Venezuela», agregó Guillermo Arcay.

Desaceleración económica

Según Arcay, el motivo de la desaceleración económica se debe a una política restrictiva, lo que refleja un bloqueo al crédito bancario. «Desde agosto del año pasado, la banca se ha visto severamente restringida. Sobre todo en el mes de enero, cuando entró en vigencia un encaje ordinario de 57%», puntualizó.

La medida restringió prácticamente, la mitad del dinero disponible en la economía venezolana y disminuyó el multiplicador monetario cerca del 2% en enero, en comparación al 1.2%  del mes de marzo.

«Mientras antes la banca duplicaba la cantidad de dinero en la economía, a comienzos de este año fue capaz de aumentarlo un 20%. Esta contracción bastante férrea sobre el crédito, tuvo un impacto a nivel de precios», informó Guillermo Arcay.

Escucha el audio completo haciendo clic aquí

Lea también: