refinerías

Refinerías venezolanas están trabajando al 31 % de su capacidad

18/04/2018

Por: Juan David Cuellar

PDVSA estaría enfrentando una disminución significativa en su producción diaria. Aunado a los problemas de desinversión, la ausencia de una política dirigida a potencializar y rescatar sus refinerías, el éxodo del personal capacitado dentro de la industria, entre otros, ha producido una merma importante que ha impactado a su capacidad de producción y refinación.

Se estima que las refinerías de la compañía están trabajando al 31% de su capacidad, según datos del periodista especializado en el área petrolera, Carlos Camacho.

En las refinerías de Amuay, Bajo Grande y Cardón, mejor conocido como el Complejo de Refinación de Paraguaná, se tiene la capacidad de producir el doble de los barriles que se están produciendo actualmente, destacó el periodista en conversaciones con Ahiana Figueroa, durante el programa “Mesa De Análisis”.

“El Accidente que vivió el complejo petrolífero de Amuay en 2012 afectó de manera crítica la producción y refinación del Complejo Petrolero de Paraguaná, la pérdida de equipos disminuyó la producción y actualmente no se han logrado recuperar o sustituir los equipos perdidos”, agregó Camacho.

Según datos del periodista, en Venezuela se llegaron a producir cerca de 600.000 barriles diarios en combustible, pero hoy en día son sólo cerca de 300.000 los barriles dedicados a esta actividad, una disminución de cerca del 50% que mantiene a miles de bombas de gasolina del país con escasez del hidrocarburo, sobre todo en las ciudades fronterizas con Colombia

Refinerías de PDVSA en el exterior poco a poco se han ido vendiendo

Desde el 2006, durante el gobierno de Hugo Chávez Frías se comenzaron a vender las refinerías que PDVSA poseía en el extranjero. “De las 15 refinerías que tenía la empresa, 10 fueron vendidas y 3 se encuentran hipotecadas a la empresa petrolera rusa Rosneft”, como parte de los problemas de capitalización que para ese entonces presentaba la petrolera. “Seguimos teniendo los mismos problemas, taladros parados, descapitalización de la empresa, etc. Si se produce un embargo petrolero sería grave porque los precios se han recuperado y aun así no hemos podido capitalizarnos. Lo menos que necesitamos es un embargo en estos momentos, sería muy grave”, concluyó.

Escucha la entrevista completa haciendo clic aquí

 

Lea también: