«Refugio Canino El Valle» desde hace doce años cuida y consiente a los animales de la calle

28/01/2019

Por: Yeisglimar Alcala

Son muy pocas las iniciativas que buscan ayudar con el cuidado animal o el rescate de los mismos de la calle. En Caracas y el resto de las ciudades de Venezuela es cada vez mayor, el número de animales abandonados y en pésimas condiciones. Iniciativas como  «Refugio Canino El Valle”, intentan disminuir estos casos en situación  de calle.

En el programa “Responsabilidad Social Hoy” con Xiomara Zambrano, estuvo  Cristina Rincón, quien es una de las fundadoras y representantes del «Refugio Canino El Valle», una ONG que se encarga de la protección de los animales. “Nuestro refugio básicamente se encarga de rescatar, cuidar, amar y conseguirles luego un hogar a los animales abandonados en las calles de Caracas”, afirmó.

Asimismo, expresó que el proyecto nació del amor hacia los animales. “Desde muy pequeña sentí ese amor por ellos, tanto que fui rescatando uno, dos y tres al mismo tiempo, logrando así que la casa se llenara de perros y nos diera la idea de expandirnos, como lo hicimos en el año 2007”.

Dicha organización ya tiene 12 años de funcionamiento, en la parroquia El Valle, donde trabajan para la comunidad y en pro de los animales. “A nivel personal, nunca tomé clases  ni me eduqué para desempeñar lo que hago con ellos, aunque si soy diseñador técnico y orfebre. Rescatar perros me gusta y creo que la satisfacción de verlos alegres, en un hogar donde son amados y respetados no se compara con los planos profesionales”, expreso Rincón.

El refugio más que un proyecto de trabajo, es una unión familiar, donde participan los padres de la fundadora y además voluntarios cercanos a la comunidad. Todos ayudan a bañarlos, darles de comer y en todas las necesidades básicas que necesiten los perros. “El refugio actualmente está remodelado, contamos ahora con un área apta para bañarlos, poco a poco hemos estado evaluado buscarle una mejor calidad y más comodidad”.

Por otro lado, Cristina Rincón aclaró que el impacto ha sido muy grande, gracias a que el trabajo es el doble, ya que al mes dejan dos perros por familia en el refugio. “A diferencia de años anteriores, en estos últimos, hemos tenido una cantidad notable y creemos que la situación será peor, pero nos estamos preparado para ello”.

Escucha la entrevista completa haciendo clic aquí


Lea también: