enfermería

Sector de enfermería en Venezuela: “no queremos ver como se mueren los pacientes por falta de insumos”

08/10/2018

Por: Harianlys Zambrano

El gremio de enfermería del país ha emprendido una campaña de protestas a lo largo y ancho del territorio nacional, que empezó hace más de 100 días, para  exigir se respeten los derechos de las mujeres y  hombres, que día a día entregan todo su esfuerzo al cumplimiento de sus deberes con la comunidad y con el ciudadano, en ese “cuidar de los pacientes”, más que pedir salarios justos, estas mujeres han salido a la calle a pedir insumos para poder continuar con su importante labor.

Desde el gremio de enfermería continuamos en nuestra lucha porque los hospitales del país funcionen, porque las enfermeras no estamos luchando solo por un salario, luchamos para tener insumos en los hospitales, porque no queremos ver morir a más venezolanos por falta de medicamentos”, así lo expresó Ana Rosario Contreras. presidenta del Colegio de Enfermeras del Distrito Capital, durante una entrevista en el programa “Portales” con Actualidad Laboral, junto a las periodistas Noemi Cendon y Heller Palma.

El reclamo de los trabajadores del sector salud, se basa en que el gobierno garantice remuneraciones laborales justas, “se debe respetar lo que establece la constitución sobre progresividad y sensibilidad en principios laborales”, indicó. Agregó que el gremio enfrenta un proceso de vulneración ademàs de la profundización de la situación de desabastecimiento en los hospitales, “siguen niños sin comida en los hospitales, no es justo que solo se ofrece  arroz  de almuerzo a los niños ”.

Denunció que la desesperación ha llevado a los pacientes a acudir a redes sociales para adquirir medicamentos, ya que cada día son más difíciles de conseguir. “Las personas han ingresado a las redes sociales como alternativa para conseguir medicamentos, porque no se pueden adquirir en ningún hospital, tampoco en las farmacias. Nosotros mantenemos una lucha en el sector contra esto”.

Sobre lo ocurrido el fin de semana en la ciudad de Barcelona, estado Anzoátegui, la enfermera aseveró “el fin de semana fuimos atacadas, porque fueron apresadas tres profesionales de la enfermería, del hospital Luis Razetti de Barcelona, quienes son coordinadoras de la unidad quirúrgica, hecho que se da porque a alguien se le ocurrió que era raro que una enfermera, coordinadora de unidad, tuviera en resguardo un material para 24 horas”.

Para Contreras, este hecho se trataba de un acto de protección de los insumos del hospital, pues hoy en día no se garantiza la seguridad en los entes públicos y son muchos los actos vandálicos que se viven en los hospitales.

Manifestó que las tres enfermeras estaban cumpliendo con el papel de cuidar los pocos insumos que adquiere el hospital, “gracias a la inseguridad que reinan en todos los centros de salud pública del país, el caso que se evidencio, es que estaban tratando de evitar que manos negras desaparecieran el material y fueron acusadas de ladronas”.

De igual manera expresó que a pesar de que las profesionales de la salud fueron liberadas, estas mujeres tuvieron 48 horas privadas de libertad, siendo lo  “lamentable” de este caso el que no se realizó una debida investigación sobre lo ocurrido. “No se tienen ni se cumplen las medidas de seguridad y no se garantiza el resguardo de ninguno de los profesionales de la salud de los centros públicos”.

Más de 100 días de protestas en la enfermería

Contreras expresó que la enfermería ha sido el gremio pionero en elevar la voz de protesta por las malas condiciones que se están viviendo, “no es secreto para nadie que en este trabajo se requieren ciertos protocolos de salud e higiene personal, que no se están pudiendo cumplir debido a la falta de insumos, también resulta imposible para una enfermera adquirir uniformes y zapatos para trabajar”.

Digo muy responsablemente que en los más de 104 días de protestas que tiene el gremio de enfermería, no hemos dejado de atender pacientes, porque la palabra paro es una medida de presión pero hemos atendido emergencias y no hemos dejado de cumplir con nuestro compromiso con los pacientes”. Indicó que más que un trabajo ésta es una labor y un compromiso que adquieren junto con su certificación o título universitario debido a que se debe cumplir con la “vocación de servicio”.

Las principales consignas durante las manifestaciones pacíficas del gremio han sido “el sueldo que me pagan no me alcanza para vivir” y “se nos están muriendo los pacientes” pues se busca crear conciencia de la importancia de este sector para la comunidad.

Queremos dar una atención de calidad y queremos que nuestros conocimientos académicos sean remunerados correctamente”, argumentó.

Sobre los logros adquiridos en este lapso, expresó “en estos más de 100 días alzando la voz, logramos que se realizara un congreso revolucionario de la salud (donde no se dijo nada que no supiéramos), pero donde el presidente reconoció públicamente unas tablas salariales para el sector salud y donde se encargó a la vicepresidencia de la República de darnos respuestas”.

Debido  a eso, el gremio ha presentado sus propias tablas salariales donde piden que los sueldos de las enfermeras sean de aproximadamente 10 salarios mínimos.  “Hasta este momento se ha ido de manera reiterada a la vicepresidencia a pedir respuestas de nuestros pagos y sigue la expectativa de una reunión, pero se impusieron las tablas salariales únicas para la administración pública, sin tomar en cuenta elementos como antigüedad de las personas en el trabajo, profesionalismo y cargos en las diferentes instituciones,  pasándole por encima a lo que dicta la constitución”, dijo.

Aseveró también, que ya el problema no es solo en salud, toda la administración pública se ve afectada y la respuesta la exigen todos. Por eso que el día viernes participaron en la entrega de un documento en la inspectoría del trabajo donde se denuncia la situación y se invoca la participación o tutela del Ministerio del Trabajo para que sea  intermediario ante el gobierno nacional, busque la solución armónica a este conflicto, “antes de que los trabajadores tomen la decisión de convocar una huelga nacional que es algo que se ha evaluadoComo enfermeras estamos dispuestas  a defender nuestros derechos y los de los pacientes dentro del marco de la constitución, a pesar de la situación de muchos amenazados del sector”.

¿Venezuela se queda sin profesionales de la salud?

La enfermería no escapa del fenómeno de fuga de talentos que enfrenta el país, pues las cifras de enfermeros y enfermeras, profesionales con títulos que deciden abandonar el país por la falta de condiciones de trabajo es cada vez mayor, “porque ésta es una labor bien remunerada y apreciada en otros países del mundo.Es muy triste que eso en tu propio país no lo valoren”.  La última encuesta, donde se estudiaron  un 38% de los centros de salud pública del país, dice que 6.000 enfermeras se han retirado de los distintos hospitales, y de esa cifra unas  5.000 se han ido del país buscando oportunidades en otros horizontes.

De igual manera la cantidad de ingresos a las diferentes escuelas de enfermería del país se han visto disminuidos porque tampoco se tienen las condiciones para impartir conocimientos y “nadie quiere estudiar una carrera para que luego no se valore su esfuerzo”, expresó.

Es lamentable que las enfermeras estén perdiendo la fe en su país, porque no se tienen las condiciones para trabajar y no son bien remuneradas”.

Escucha la entrevista completa haciendo clic aquí

Lea también: