#VisiónDeRector | A tres voces, así visualizan la recuperación de la UCV

0
23

Tres de los siete candidatos a rector de la Universidad Central de Venezuela (UCV) presentaron sus propuestas e intenciones de llegar a asumir las riendas de la principal casa de estudios del país.

Los profesores Miguel Alfonzo, de la Facultad de Medicina, con PHD en Inmunología; Rómulo Orta, doctor en Ciencias Sociales y Demógrafo; y Enrique López Loyo, Patólogo y doctor en Ciencias Médicas coinciden en la importancia de rescatar la democracia y la pluralidad que caracterizan a la misión de la UCV.

Sin embargo, difieren en puntos de vista y criterios para afrontar el problema de la situación universitaria.

Enrique López Loyo: convertirnos en la gran consultora nacional

El candidato a rector, Enrique López- Loyo, aseguró que, su plan real de cambio es ir hacia una gerencia de crisis en donde buscará “asociarse con gremios internos” para alcanzar transformaciones de carácter administrativo y legal dentro de la Universidad Central de Venezuela.

Recalcó que, su equipo buscará establecer pautas de conexión con los egresados y jubilados, de manera que, se puedan reintegrar a la vida universitaria, “funcionando como una gran reserva estratégica para aumentar las capacidades de investigación y docencia”.

El también docente definió el rol que debe jugar la Universidad bajo su gestión, asegurando que, “la UCV debe volver a convertirse en la gran consultora nacional… debe hacer incidencia con las políticas públicas y participar activamente en conversaciones sinceras con el Gobierno”.

Para López- Loyo resulta fundamental que, la UCV pueda apoyar en el sistema educativo y sanitario, además de presentar propuestas en materia económica y hasta “volver a sentarse en el Directorio del Banco Central de Venezuela”.

“Ser interlocutora de muchas cosas que están sucediendo”, apuntó.

Rómulo Orta: rescate integral

Las propuestas del profesor Rómulo Orta Cabrera, doctor en Ciencias Sociales, Sociólogo y representante profesoral ante el Consejo Universitario, apuntan a recuperar integralmente la Universidad Central de Venezuela (UCV).

La primera propuesta está orientada a resolver financieramente la crisis de la institución mediante dos acciones: crear una mesa de diálogo con el Gobierno para que asigne un presupuesto acorde a las exigencias de la UCV; y transformar el Vicerrectorado Administrativo, mediante la conformación de una organización dedicada a la captación de recursos para financiar las actividades.

Sobre este punto hizo énfasis en la importancia de cultivar los ingresos propios, las asesorías y los bienes de la institución.

Entre las actividades para fortalecer esta opción destacan desde la puesta en marcha de diplomados hasta aprovechar el financiamiento externo de actividades específicas de la UCV en organismos internacionales.

«Nos urge recuperar el control de la nómina, que ha estado secuestrada por el Gobierno Nacional», señaló.

Su segunda propuesta es el rescate de la democracia y de las prácticas democráticas en todas las instancias de “La casa que vence las sombras”.

También se propone atender la situación de profesores, empleados, obreros y estudiantes en materia de salud y apoyo social, sin los cuales, “también se ve afectada la razón de ser de la institución”.

Miguel Alfonzo: situación penosa

Para el doctor Miguel Alfonzo, la situación actual de la UCV es penosa, “urge sacarla del atasco”. A su juicio, el primer paso para el rescate “es reestructurar su relación actual con el Estado.

Refiere que, esta tarea es apremiante por su condición de institución pública; “debe dar respuestas y cumplir con su misión ante la ciudadanía”.

Para Alfonzo, la relación con los entes privados o empresariales también merece sanación, pero en este caso consideró que deben cumplirse condiciones que favorezcan las actividades y el desempeño de la institución.

En lo que se refiere a la gestión de la casa de estudios, le resulta prudente recuperar y restablecer la democracia y la pluralidad que han caracterizado siempre a la UCV.

Advierte que, esta doble tarea es uno de los retos más grandes del rescate, pues considera que los problemas que se han instalado en la universidad «son grandes e intensos».

En asuntos administrativos, Alfonzo se propone ir de lo pequeño a lo grande. Considera que, lo primero es lograr cifras positivas para proyectos viables en el contexto actual de la institución y el país.

«Nada de proyectos faraónicos», comentó.

Asimismo, se propone revisar los ingresos propios de la UCV y establecer una política de reparto equitativo de los mismos para atender los requerimientos de cada área.