AWS añadió nuevos idiomas a Amazon Transcribe, ofreciendo transcripción basada en modelos de fundamentos del habla y un montón de nuevas capacidades de Inteligencia Artificial para los clientes.

Esta actualización del producto se ha entrenado con «millones de horas de datos de audio no etiquetados de más de 100 idiomas» y utiliza algoritmos «autosupervisados» para aprender patrones del habla humana en diferentes idiomas y acentos.

AWS se aseguró de que algunos idiomas no estuvieran sobrerrepresentados en los datos de entrenamiento para garantizar que los idiomas menos utilizados pudieran ser tan precisos como los que se hablan con más frecuencia.