Foto: referencial.

Xavier Ramírez, presidente de la Cámara de Industria y Comercio de El Vigía y Sur del Lago (Cavisur), afirmó que registraron 60% de caída en las ventas, en comparación a años anteriores.

Ramírez mencionó que, si bien es cierto, esta disminución se debe a la escasez del combustible, cortes eléctricos y la voracidad fiscal; la oferta de productos importados de Colombia, afecta considerablemente.

“En tiempos de pandemia por la COVID-19 surgieron algunos convenios momentáneos o que duraron un tiempo, esto afectó la producción nacional porque eran demasiado productos los que pasaban de Colombia a Venezuela de manera clandestina o ilegal”, detalló.

Según Ramírez, esto hizo que el occidente del país “se inundara” de productos colombianos, arrojando que los productores locales no pudieran competir.

“Llega el emprendedor, por no decir buhonero, monta una mesa y empieza a vender en la calle con esos costos donde no hay cómo competirle”, argumentó