CEPAL: perspectivas económicas son desesperanzadoras pos Coronavirus

0
23
Coronavirus al día | Resumen 07 de abril 2020 Foto: Pixabay

El informe de la CEPAL señala que los efectos de la crisis del COVID-19 provocarán una caída del PIB de al menos un -1,8% y no descarta que llegue a ser de entre un -3% y un -4%, o incluso mayor.

También apunta que esta inestabilidad tendrá efectos económicos directos en los sistemas de salud regionales «cuya infraestructura es insuficiente para enfrentar los problemas generados por la pandemia» y las tasas de mortalidad, y que habrá efectos indirectos en la oferta y la demanda económica.

Perspectiva económica desesperanzadora

Entre estos los puntos álgidos el informe señaló cinco aspectos clave:

  • La disminución de la actividad económica de los principales socios comerciales y sus efectos.
  • La caída de los precios de los productos primarios.
  • La interrupción de las cadenas globales de valor.
  • La menor demanda de servicios de turismo.
  • La intensificación de la aversión al riesgo y el empeoramiento de las condiciones financieras mundiales.

Caída de las exportaciones

Otra previsión significativa es el valor de las exportaciones regionales que, se calcula, disminuirá al menos en un 10,7% por el descenso de los precios y «la contracción en la demanda agregada global».

Asimismo, hay que tener en cuenta un factor adicional que puede agravar las desigualdades entre países y grupos de ingresos y que se ha acentuado con la propagación del virus: el uso de internet y las tecnologías digitales.

«Los países de la región tienen capacidades productivas poco sofisticadas y fragmentadas a nivel regional, por lo que se requiere escalar las capacidades nacionales y regionales, principalmente en la producción y provisión de bienes de primera necesidad. Para ello es imperativo impulsar el comercio intrarregional«, señala el informe.

Empleo y pobreza

El estudio indica que «dadas las desigualdades económicas y sociales de la región, los efectos del desempleo afectarán de manera desproporcionada a los pobres y a los estratos vulnerables de ingresos medios».

Además, se apunta la posibilidad de que la crisis aumente el empleo informal, que ya era del 53,1% en 2016, y que las familias más pobres envíen a sus hijos a trabajar incrementando las tasas de trabajo infantil y de baja o nula escolaridad.

Soluciones a las emergencias

Para la emergencia sanitaria la CEPAL destaca que es obligatorio «aplicar inmediatamente y de manera eficiente las medidas de contención sugeridas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), fortalecer los sistemas de salud y garantizar acceso universal a pruebas, medicamentos y curas».

La emergencia social demanda «medidas de protección de los ingresos para los grupos más vulnerables, medidas de protección del empleo, como los subsidios de desempleo e ingreso básico de emergencia, y medidas de apoyo a las pequeñas y medias empresas (PYMES) y los trabajadores por cuenta propia».

Con relación a la emergencia económica, considera necesarias «acciones de política fiscal, de política monetaria y de cooperación internacional».

Levantar sanciones

La CEPAL también llamó «a levantar las sanciones impuestas a Cuba y Venezuela«, permitiendo su acceso a alimentos, suministros médicos y pruebas de la COVID-19 y asistencia médica. «Es tiempo de solidaridad, no de exclusión», señala el documento.

Con información de: ONU

También puede leer: Unión Europea brindaría asistencia a venezolanos para combatir COVID-19

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí