Un nuevo estudio asegura que ChatGPT es capaz de generar datos falsos para apoyar hipótesis científicas.

Los científicos Andrea Taloni, Vicenzo Scorcia y Giuseppe Giannaccare simularon una investigación que giraba en torno a dos procedimientos quirúrgicos de infecciones oculares con el fin de demostrar que la IA puede brindar información errónea creada por la misma tecnología.

El estudio contó con 160 participantes masculinos y 140 femeninos y describió datos que parecen correctos, pero llegaba a conclusiones claramente equivocadas.