Denuncias de estafas con el sistema Airbnb realizan usuarios en RRSS

0
20

Últimas informaciones sobre presuntos fraudes con el popular sistema para el alquiler de apartamentos y viviendas, conocido como Airbnb es una popular plataforma web que promueve el encuentro entre personas que ofrecen sus viviendas como espacios para alojamiento por temporadas, y aquellos que están en la búsqueda de tales espacios.

Contrario a lo que sucede con otros servicios, Airbnb no ofrece habitaciones de hoteles sino mayoritariamente viviendas de uso particular, que por esa misma condición tienen tasas de alquiler mucho más bajas que las usuales.

Hasta ahora Airbnb está en 62 países y tiene más de 7 millones de alojamientos en oferta. Debido a sus particulares condiciones, Airbnb se ha convertido en una alternativa para viajeros que no poseen suficiente dinero para hospedarse en un hotel. Esta circunstancia, unida a ciertas brechas de seguridad, es aprovechada por un creciente grupo de estafadores.

Los timos son tan frecuentes que ha surgido una página web airbnbhell.com, con la finalidad de relatarlos. Han salido afectados tanto clientes como dueños de inmuebles que son ofrecidos en esta plataforma según Gizmodo en español, la redactora del conocido medio Vice, Anna Merlan, reunió mil correos electrónicos con datos sobre estafas a través de este mecanismo. La mayoría, indica este reporte, surge debido a la imposibilidad del mecanismo para verificar todo lo que se ofrece en los inmuebles.

Las estafas o fraudes al consumidor más frecuente para los usuarios de Airbnb, el famoso mecanismo para el alquiler de inmuebles de uso temporal, son las siguientes: en primer lugar, se pacta el alquiler de un inmueble, y poco antes de la llegada del temporadista se notifica que debido a un imprevisto no será posible entregarlo.

Luego, te envían a otra vivienda que no reúne las condiciones por las que se ha pagado. La solución para evitar este percance es rechazar la nueva oferta y pedir la devolución del dinero otra modalidad es que se pacta el alquiler de un inmueble, pero el propietario acuerda con el temporadista que el pago se haga por un mecanismo alterno. Al llegar, la víctima se percata de que fue engañada en su buena fe, pues el inmueble no reúne las condiciones ofrecidas, y no puede reclamar nada pues ha pagado fuera del sistema. Una tercera forma de fraude consiste en que el dueño del inmueble reclama al usuario por daños que en realidad no han ocurrido en el espacio utilizado. Esto lo hace para obtener algún dinero extra.

La fórmula para evitar este tipo de reclamos es sacar fotografías justo antes de abandonar el lugar, dejando constancia de su buen estado. Tome en cuenta estas recomendaciones si piensa utilizar este mecanismo para el alquiler de inmuebles por temporadas, y así se ahorrará dinero y malos ratos.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí