Marcos Delgado, presidente de Fedecámaras Mérida, manifestó que el territorio andino la situación de los servicios públicos es “terrible”, al tiempo que considera que “la realidad que se vive en el estado no se percibe en ningún lugar del país”.

El representante gremial, enfatizó que, entre los servicios más afectados y que repercuten de manera negativa en la economía del estado está el tema del combustible, » la problemática es producto de una distribución injusta y desconsiderada por parte del gobierno central”.

A su juicio, la escasez es tan severa que las colas pueden tener una duración de hasta tres días por tan solo 30 litros de gasolina.

Delgado informó que otro de los servicios que ha presentado deficiencias, es el suministro del agua, y detalló que, “en algunos casos cuando se hacen reparaciones, la ciudad se ve sometida a estar entre 72 a 96 horas sin ninguna gota de agua”.

Añadió que dichos problemas perjudican contundentemente al turismo, “ningún visitante se quiere someter a estar tanto tiempo sin el vital líquido”.

Para finalizar, reiteró su descontento con otra de las principales necesidades que trastocan a la sociedad merideña, el servicio eléctrico, en este punto, dijo que «los racionamientos se realizan de manera muy consecuente, sobre todo en los pueblos, en donde el racionamiento puede durar hasta 18 horas”.