Marianella Herrera, integrante de la Fundación Bengoa y del Observatorio Venezolano de la Salud (OVS), mostró preocupación por los datos aportados por el reciente informe de HumVenezuela; el cual deja ver un crecimiento de cuatro puntos porcentuales – durante el 2023 -, de la inseguridad alimentaria en la población.

En tal sentido, argumentó que en las mesas de los hogares venezolanos se pasó de ingerir comidas con un alto nivel de proteína a comer alimentos que aportan un bajo nivel nutricional.

“Pasamos de unas de las dietas de mayor nivel de proteína en América Latina a una dieta que significa ahorrar lo que se pueda ahorrar para adquirir algún alimento para mitigar la sensación de hambre”, dijo.

Sostuvo además que los niños menores de cinco años, adultos mayores y personas embarazadas son los grupos más expuestos. Considera que, de no encontrarse una pronta solución, se podrían derivar algunos problemas de crecimiento y desarrollo intelectual en los más jóvenes.

A su juicio, se tiene que trabajar en paralelo para brindar ayuda a estas personas y hacer todo lo posible para que el beneficio de la bolsa de alimentación CLAP contenga la debida estructuración nutricional para solucionar esta problemática.

Escuche la entrevista completa aquí:

Lea también: