En 2020, los científicos decidieron modificar los símbolos alfanuméricos que utilizaban para representar los genes en lugar de tener que lidiar con una función de Excel que interpretaba sus nombres como fechas y los reformateaba automáticamente.

Esta semana, un miembro del equipo de Excel publicó que Microsoft está lanzando una actualización en Windows y macOS para solucionarlo.

La compañía detalló que la actualización se basa en la configuración de «Conversiones automáticas de datos», la cual añadió el año pasado e incluye la opción de que Excel permita cargar archivos sin conversión automática para que las personas puedan estar seguros de que la información no se modifique.

En su publicación, Microsoft advierte que, como que Excel evita la conversión guardando los datos como texto, esto significa que los datos pueden no funcionar para cálculos posteriores.