Fedecámaras: Urge el entendimiento, el diálogo franco entre trabajadores, empleadores y Gobierno

0
2

Celebramos esta segunda sesión presencial del Foro de Diálogo Social, agradeciendo el esfuerzo y compromiso de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sostenido durante muchos años, para promover y fortalecer el diálogo social en Venezuela, y especialmente, la presencia  en esta ocasión, de la Sra. Corinne Vargha, Jefa de la Misión de la asistencia técnica, cuyos valiosos aportes estamos seguros contribuirán a solidificar el diálogo tripartito, como uno de los pilares esenciales de la OIT. Por su intermedio quisiéramos hacer llegar al director general, Sr. Guy Ryder, nuestro reconocimiento y agradecimiento, y nuestros mejores deseos en sus nuevas gestiones, luego de ceder el testigo en los próximos días al nuevo director general, Sr. Gilbert Houngbo, a quien deseamos el mayor de los éxitos y le ofrecemos nuestra modesta colaboración.

Asimismo, a todos los miembros del equipo de la asistencia técnica, muchísimas gracias por estar aquí nuevamente y seguir acompañando este esfuerzo por el trabajo decente y productivo para una Venezuela más próspera e inclusiva.

Agradecemos la presencia y el esfuerzo del ministro del Poder Popular para el Proceso Social de Trabajo, Francisco Torrealba y de su equipo, por haber abierto nuevamente este espacio en la agenda del Gobierno y aceptar la invitación a profundizar el diálogo social en Venezuela.

Nuestras expectativas en este Foro, están centradas en la necesidad de perfeccionar el proceso de diálogo, que nos permita avanzar de manera efectiva en la atención de los problemas que enfrenta el mundo laboral en el país y que pueda traducirse positivamente en un mayor impacto en la obtención de soluciones, tanto para la población trabajadora como para la sostenibilidad y crecimiento de las fuentes de empleo. Mostramos algunos avances, pero los resultados hasta la fecha; evidencian que aún queda mucho por hacer. Debemos agilizar las soluciones y concretar acciones precisas. Se trata de personas, de trabajadores y sus familias, y de todos los venezolanos que requieren, a la brevedad posible, mejorar sus condiciones de vida.

El análisis de los planteamientos de las partes requiere de mayor especificidad técnica, organicidad, continuidad y estructuración en la forma de llevar a cabo el diálogo, para que los mismos puedan traducirse en resultados concretos, en la magnitud que realmente demandan los graves problemas que enfrentamos.

Nos preocupan temas cruciales como el salario mínimo y la remuneración de los trabajadores como un tema urgente y prioritario a resolver en la agenda del diálogo tripartito, así como los temas de libertad sindical que, más allá de la Queja de Fedecámaras, nos corresponde resolver como actores sociales que somos, tanto el Gobierno, como las fuerzas productivas conformadas por las organizaciones de trabajadores y Fedecámaras, en pro de la conciliación nacional y la paz laboral en el país.  Igualmente, nos compete abordar, tripartitamente, los temas legislativos para adecuarlos a la realidad laboral y económica de hoy.

Esperamos salir de aquí con una instancia o espacio de encuentro permanente entre los actores tripartitos para avanzar en todos los temas que, en la actualidad, afectan el mundo laboral, más allá de los Convenios concernidos en la Queja.

Es indispensable reconocer el valor del tripartismo para alcanzar mejoras palpables en el crecimiento y desarrollo de los países y Venezuela no se escapa de ello. Sin duda, el destino y el futuro de Venezuela dependen de un esfuerzo constante, directo y sólido de cada uno de nosotros.

Urge el entendimiento, el diálogo franco entre trabajadores, empleadores y Gobierno. Venezuela exige consensos y acuerdos.

Somos una economía donde predominan las empresas pequeñas y medianas (PYMES), y por ello, tenemos una relación cercana, estrecha, frecuente y comprometida con nuestros trabajadores. Su situación y su futuro, son los nuestros.

En Fedecámaras, desde hace muchos años, hemos avanzado en el mejor espíritu constructivo, de paz y de diálogo. Es el camino idóneo para avanzar, junto con nuestros trabajadores, en una transición natural y necesaria del modelo del rentismo petrolero, que da indudables señales de agotamiento, hacia un nuevo modelo de desarrollo con una economía productiva y diversificada, con mirada global y con una mayor presencia de las fuerzas productivas, en sintonía con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 de las Naciones Unidas, para desplazar la pobreza y acometer la modernidad del futuro. Necesitamos del esfuerzo conjunto para alcanzar una Venezuela económicamente competitiva, inclusiva, moderna y próspera, con progreso y bienestar.

Reiteramos que Fedecámaras mantiene su compromiso con el diálogo. Es en lo que creemos y lo que practicamos. Apostamos al éxito de este proceso de diálogo, al que tanto esfuerzo todos hemos dedicado, camino que en todas las sociedades ha demostrado ser la mejor forma de dirimir las diferencias en un ambiente democrático.  Luchemos para perfeccionarlo y mejorarlo, porque no se trata de agotar fases y cronogramas o de alcanzar trofeos, sino de acercar y volcar nuestros trabajos en la mesa de diálogo, hacia la solución de las imperiosas necesidades y bienestar de nuestra gente.

Este diálogo debe ser real, directo y efectivo, con sentido de urgencia. Debe implicar una importante participación del sector empleador en su rol productor e inversor, así como del Estado, en su rol generador de las condiciones propicias para garantizar producción, empleo decente, remuneración justa, seguridad social para los trabajadores, formales, informales o cuentapropistas, una vida digna para nuestros pensionados y jubilados y, en definitiva, lograr tener un país productivo, inclusivo, moderno y competitivo “con rostro de esperanza” y entusiasmado para visualizar un futuro lleno de oportunidades.

Necesitamos reglas claras adecuadas a la nueva realidad laboral, plena libertad sindical, voluntad política, organización e institucionalidad para hacer este diálogo más real y eficiente y conseguir los resultados urgentes y palpables que la población reclama. Construyamos juntos esa Venezuela productiva, moderna y exitosa a la que todos aspiramos.

Carlos Fernández Gallardo

Presidente de Fedecámaras

Mensaje en el Foro de Diálogo Social

26 de septiembre de 2022

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí