La civilización será la única que podrá -de alguna manera- tumbar, acabar con la vulgar barbarie que nos está gobernando.