Lauriño: “Escribí el libro por mi interés sobre el proceso de industrialización del país”

0
7
Foto: Universidad Monteávila

Luis Lauriño, profesor-investigador y director de docencia del IIES-UCAB, presentó su más reciente publicación titulada “Rómulo Betancourt, el diseño de una república”.

En el programa Gerencia a Dos Tonos con los anclas Víctor Roa y Luis Garmendia se discutió sobre la más reciente publicación de Laurinho quien señaló que el nombre del libro no es de gratis, “Yo entiendo a la república moderna como un conjunto de elementos que hacen referencia al fundamento de la democracia”.

Por otra parte, el autor del libro coincide con la visión “maniquea” (fanática) de la política en figuras tan polémicas como Rómulo Betancourt. “O se le quiere o se le odia”, acota.

Acerca de las razones por las que escribió este libro explica: “Mi interés fundamental es el estudio del trabajo, alrededor del proceso de industrialización del país”.

Al referirse a la época del primer gobierno de Betancourt en 1945, Lauriño relata que comienza un proceso de cambio profundo desde los puntos de vista económico, social, y sobre todo político, al que se le busca explicación.

“En su primer gobierno, Betancourt se preocupa por transformar un sistema autocrático del tipo más clásico y una de las dictaduras más vetustas (antiguas) en el continente en ese momento”.

En la Segunda Guerra Mundial, Venezuela sufrió el bloqueo de sus costas y no pudo exportar el único producto del que vivía su economía (el petróleo) y tampoco pudo importar productos.

Esta situación obligó a Betancourt a pensar en una transformación absoluta. “La única manera de instaurar un sistema liberal democrático era a través de la transformación económica que dependía de un impulso programado de desarrollo industrial del país”.

A partir de 1959 cuando se reinstaura la democracia, comienza el proceso calificado de desarrollo industrializado. Lauriño detalla que en el acto de instalación del partido Acción Democrática en septiembre de 1941, Rómulo Betancourt dijo: “Ya me imagino los altos hornos de Guayana transformando el hierro de Imataca, la electrificación de los Andes venezolanos”, ya se imaginaba un país industrial.

“30 años después vemos empresas desarrolladas en Guayana (…) Incluso llegamos a exportar electricidad (a Brasil)”

Lauriño explicó que Rómulo Betancourt sí logró poner en práctica el sueño porque tenía una visión sistémica de lo que significaba la clave del desarrollo de industrialización del país.

“Eso significaba entender un conjunto de elementos que funcionaban de manera articulada, el sector de los trabajadores, el empresariado y la institucionalidad del estado”

Betancourt entendía que los sectores normativos, financiero, crediticio y de desarrollo tecnológico forman un sistema de producción como elementos que están correlacionados.

Betancourt también trata de distinguir su tipo de planificación, para que sea democrática y no bolchevique o autocrática.

Escuche la entrevista completa aquí:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí